Rusia 2018
Domingo 15 de Julio de 2018

¡Francia derrotó a Croacia y es el nuevo campeón del mundo!

En el estadio Luzhniki, los franceses ganaron por 4-2, con los tantos de Mario Mandžukić en contra, Antoine Griezmann, de penal, Paul Pogba y Kylian Mbappé. Ivan Perišić y Mandžukić convirtieron para Croacia. El árbitro fue el argentino Néstor Pitana. Es la segunda estrella para Los Blues

En el estadio Luzhniki de Moscú, Franciale ganó a Croacia por 4-2, y se coronó campeón del Mundial de Rusia 2018. El encuentro contó con Néstor Pitana, como árbitro del partido, Juan Pablo Belatti y Hernán Maidana, como jueces de línea, y Mauro Vigliano, como asistente del VAR.


A los 17' de la primera parte, tras una falta inexistente contra Antoine Griezmann, el mismo delantero de Atlético Madrid se encargó de ejecutar la infracción, el centro al área encontró la cabeza de Mario Mandžukić, quien en contra convirtió el primer tanto para los franceses.


Embed



Pero los croatas, que fueron mejores en el primer tiempo, tuvieron una rápida reacción y luego de una gran jugada colectiva, Ivan Perisic (PT 28') sacó un tremendo latigazo que se transformó en el 1-1. Partidazo en Moscú.


Embed



Hasta que a 10 minutos del final del primer tiempo, tras un córner al área, Perisic tocó la pelota en el área que Pitana no vio. El VAR entró en acción, el misionero repasó la jugada, y sancionó penal. Griezmann se paró frente a Danijel Subasic y con mucha categoría puso otra vez a los Blues arriba en el marcador.


Embed



Embed



En el complemento arrancó Croacia decidido a empatar el partido y tuvo varias aproximaciones para lograrlo. Pero en la primera contra a fondo llegó el tercero, con un golazo desde afuera del área de Paul Pogba (ST 13').


Embed



Los croatas no se resignaron pero Francia jugaba como más cómodo se siente, apostando a la velocidad de sus delanteros. Tras una pelota que peleó Girou, le quedó a Kylian Mbappé, quien desde afuera sacó un latigazo para el 4-1.


Embed



Parecía liquidado el partido, pero Hugo Lloris falló con los pies y Mario Mandžukić aprovechó para establecer el descuento, que puso la final al rojo vivo en Moscú.


Embed



No hubo tiempo para más emociones, porque Francia se refugió bien en el fondo y Croacia fue pura impotencia. Néstor Pitana, de buen arbitraje, pitó el final luego de cinco minutos de adición y desató los festejos de los Blues, que consiguieron en Rusia su segunda estrella. ¡Salud, campeón!


Embed



Embed

Embed