Con un arquero, un volante y un extremo, Jorge Sampaoli definiría el plantel para el Mundial de Rusia 2018. El entrenador de la Selección Argentina regresó de la gira por Europa con 20 nombres y en estos días afinará el lápiz para completar la nómina. Más allá de los 35 futbolistas que la FIFA exige presentar un mes antes, el técnico evitará manosear apellidos y en tan solo dos semanas comenzará a los entrenamientos con los nombres definitivos.

En el arco cambió el escenario, entre Franco Armani y Nahuel Guzmán se abrió un duelo muy puntual. En el medio, el triángulo Enzo Pérez, Matías Kranevitter y Guido Pizarro anima la discusión. Y arriba el DT busca acertar entre el desequilibrio individual que le ofrecen Diego Perotti, Ricardo Centurión, Maximiliano Meza y Alejandro Gómez en el uno contra uno.

LEER MÁS: Sampaoli se reunió con Icardi y Biglia en Milán

En la posición de extremo aparecen los principales matices. Todos tienen algo y ninguno completa totalmente la ficha. Perotti y sus frecuentes lesiones en Roma, Papu no repitió en Atalanta una temporada como la 2016/17, a Maxi Meza lo impulsa más un espíritu de volante que de delantero, y Centurión, un atrevido de los que atrapan a Sampaoli. Un rupturista, un intruso en un plantel de bajo perfil que se conoce hace más de una década. Podría entenderse como una jugada arriesgada, pero día a día crecen las acciones del jugador de Racing. Sampaoli siempre sintió debilidad por él. Tanto que hoy, ese ticket a Rusia se presenta como una cerrada carrera entre Centurión y Perotti.

En las anotaciones de Sampaoli hay 20 apellidos resaltados con un marcador. Arqueros: Sergio Romero y Wilfredo Caballero. Defensores: Gabriel Mercado, Federico Fazio, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico, Marcos Rojo, Javier Mascherano y Marcos Acuña. Volantes: Manuel Lanzini, Eduardo Salvio, Lucas Biglia, Giovani Lo Celso, Éver Banega y Ángel Di María. Delanteros: Cristian Pavón, Paulo Dybala, Lionel Messi, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín.

LEER MÁS: Sampaoli regresó al país tras su gira por Europa

La gira por Europa le entregó varias certezas a Sampaoli. Las entrevistas con Ramiro Funes Mori, Erik Lamela y el sorpresivo Rodrigo Battaglia sirvieron para comprobar la predisposición de los futbolistas. La cercanía del Mundial los anima. Especialmente al mellizo Funes Mori, con contagiosa desesperación por aterrizar en Rusia 2018. Pero la realidad indica que, en el mejor escenario, ninguno pasará de integrar la lista de 35 que se conocerá el próximo lunes 14 de mayo.

Mientras a Mauro Icardi, Sampaoli eligió demostrarle con imágenes por qué entiende que no logró las convenientes asociaciones futbolísticas con el resto de sus compañeros como para integrar el plantel definitivo; a Javier Mascherano, por teléfono, le entregó certezas y le explicó todos los pasos logísticos que desde ahora dará la selección. El técnico, también, después de algunas idas y vueltas, definió que el volante central de Hebei Fortune en la Selección volverá a ser una opción como zaguero. Opción, sí, partirá como suplente.

LEER MÁS: El jugador con el que se juntó Sampaoli y que causó mucha sorpresa

Después del susto, Lucas Biglia por estos días tranquiliza a Sampaoli. Evoluciona de la fractura de las vértebras lumbares 1 y 2. Primero corrió en la cinta acuática; luego, en la cinta convencional, y ya lo hizo también en el campo. Incluso, maneja su automóvil, otro buen indicio porque la zona prácticamente no le duele. Su entrenador en Milan, Gennaro Gattuso, no se ahorró elogios: "Necesitamos más jugadores como Biglia. Es un chico tranquilo, pero trabajador, de los que aprietan los dientes. Lo está dando todo para estar disponible para la final de Copa Italia, pero es muy difícil".

Se trataría de un milagro: el volante se lesionó el 22 de abril, y la definición de la Copa será pasado el miércoles, contra Juventus. Desde el círculo del futbolista confiaron que, en los cálculos, Biglia lleva entre cinco y seis días de adelanto con respecto a los plazos originales. Pero igual, el cuerpo técnico será muy cauteloso. A 38 días del Mundial, los próximos pasos de la selección solo admiten certezas.