Mauricio Pochettino, Diego Simeone y Marcelo Gallardo están cien por ciento descartados. Estos tres son algunos de los nombres que los dirigentes de la AFA barajaron desde que, en Rusia, decidieron que el ciclo de Jorge Sampaoli había concluido. Sin embargo, ninguno de ellos está en condiciones de tomar ahora el mando de la Selección argentina, porque tienen contrato vigente con sus clubes y porque no están dispuestos a asumir en la Albiceleste en estos momentos.

Sabiendo que estos "no" están asegurados, Claudio Tapia y sus allegados pensaron en nombres más "terrenales". El primero en la lista es Matías Almeyda, también candidato a dirigir la Selección de México; mientras que en un segundo escalón se haya Ricardo Gareca, quien aún no renovó con el seleccionado peruano.

El periodista de radio La Red Gustavo Yarroch informó que la mirada de la dirigencia sobre Almeyda es muy positiva; que su experiencia como jugador de Selección, el estilo de juego que pregonan últimamente sus equipos y su fuerte personalidad son algunas de las características del Pelado que seducen a Tapia y que, si bien aún no hubo ningún llamado, una vez que se cierre la salida de Sampaoli, será el primero al que vaya a buscar.

"Yo digo que las cosas se tienen que dar de una manera natural, por lo menos como he vivido yo siempre. Nunca he programado nada, porque nunca se sabe qué puede llegar a pasar", expresó Almeyda en Fox Sports y agregó: "Las cosas llegan en el momento que deben llegar y uno debe estar preparado para diferentes circunstancias. Tenemos jugadores, somos potencia mundial, pero se requiere un proyecto serio y a largo plazo".