Tuvieron que pasar apenas 10 minutos del encuentro ante Serbia para que Marcelo se retire de la cancha y continúe apreciando el partido desde el banco de suplentes. Sin advertencias previas, un dolor en la espalda se hizo presente durante su participación mundialista y el defensor tuvo que ser sustituido. Un día más tarde, el médico contó la insólita causa de la molestia.

"Puede que la lesión esté relacionada con el colchón del hotel", dijo Rodrigo Lasmar, médico de la Confederação Brasileira de Futebol , quien también aseguró que "todavía es muy temprano para hacer un diagnóstico preciso".

Marcelo, que asegura sufrir molestias lumbares con frecuencia, se encuentra medicado y a la espera de un descenso en el dolor que todavía le provoca el espasmo. De mejorar, se pondrá inmediatamente a disposición de Tité para volver a estar en el 11 titular.