Rusia 2018
Sábado 30 de Junio de 2018

La jugada que pudo cambiar la historia

Con el partido 4-3 y jugándose el último minuto de adición, Argentina tuvo una más

Parecía que era historia juzgada. Francia se lo gana con muy poco a Argentina 4-2, pero a los 47' y, cuando eran más ganas que ideas las que había en el campo, apareció un cabezazo esperanzador de Sergio Agüero para poner el 4-3 tras un gran centro de Lionel Messi. Ahí se pensó que podía darse un nuevo milagro.


El árbitro dejó jugar un minuto más y todos fueron en busca de un pelota que pudiera darle el empate para mandar el partido al suplementario. Ángel Di María se hamacó de derecha a izquierda, envió un centro a la medialuna del área que bajó Kun Agüero con clase y luego abrió para Maxiliamo Meza, que envió un centro cruzado que no pudo conectar bien Nicolás Otamendi, que ya estaba como nueve.


LEER MÁS: El fin de una generación que se va sin títulos


Así se salvaba Francia, porque hubiese sido un golpe anímico muy importante para el elenco de Jorge Sampaoli, que demostró durante todo el Mundial que tuvo mandíbula de cristal. Que siempre que le marcó adoleció de resto para revertir el marcador. Una pena para este grupo de jugadores, que terminan un ciclo sin títulos.


Embed