La selección nacional tiene un treinta por ciento de representantes de la zona, entre Rosario, San Lorenzo y Casilda. Con nombres que ya tienen un recorrido importante con la celeste y blanca, pero también otros que harán su debut en la cita mundialista en Rusia 2018.

A los ya conocidos y consagrados Lionel Messi, Angel Di María, Eber Banega y Javier Mascherano se le sumaron Giovani Lo Celso, Cristian Ansaldi y Franco Armani. Y dentro de todo este combo de jugadores consagrados de estos lares quedaron afuera de manera llamativa Guzmán e Icardi.

Y si aparecían en la bendita lista de Sampaoli (el octavo ya que es de Casilda) hubiesen incrementado la legión de rosarinos y demás de una manera más que relevante. Igualmente, con los que hay queda de manifiesto el poderío de jugadores surgidos de la zona y que representarán una vez más a la Argentina.

La nómina del Zurdo sin dudas entregó distintas lecturas. El arribo del casildense Armani es uno de los golpes de efecto que se dio un poco por convicción del DT y otro tanto por la presión mediática.

El arquero tuvo tan alto rendimiento en River que casi se vio obligado a meterlo entre los tres arqueros. Obviamente que hoy es uno de los que mejor está y en el voto popular hasta la gran mayoría lo pondría de titular ante la poca actividad de Romero y Caballero. La gran pregunta es el motivo por el cual el Patón se quedó afuera.

Lo Celso se metió porque sedujo al entrenador por sus condiciones técnicas y habla el mismo idioma que Messi, siempre salvando las enormes diferencias entre ambos. El ex canalla fue uno de los pocos que no estuvo en duda en última instancia para aparecer entre los elegidos para Rusia.

El ex Central Di María y el ex Newell's Banega tampoco tuvieron un signo de interrogación en esta última etapa. El que sí había generado cierto interrogante tiempo atrás fue Mascherano, quien en realidad parece estar más por el peso de su nombre que por su actualidad futbolística. Quizás es un premio para cerrar su larga etapa con la albiceleste.

La sorpresa mayor fue la convocatoria de Ansaldi, quien poco había sido mencionado pero en los últimos metros de la carrera hacia el Mundial se metió entre los 23. ¿Por qué? Porque es un defensor que puede jugar indistintamente en los dos extremos de la defensa y como Mercado está tocado —como Biglia y Agüero— optó por llevarlo y tener una alternativa para los dos lugares.

El rosarino Icardi, el goleador del Calcio, se quedó afuera como se preveía por no ser de la "simpatía" de los capanga de la selección. Sampaoli cuenta con Higuaín como nueve de área y el Kun, pero con otras características y encima sin mucho rodaje por la cirugía que tuvo tiempo atrás. Es decir, va con un solo "9" (que quede claro, de área) y habrá que rezar para que no le suceda nada.

El tiempo de las especulaciones se terminó y Sampaoli definió los apellidos que tendrá a disposición, donde hay siete representantes de la zona entre rosarinos y de localidades aledañas. Una representación santafesina importante de cara al sueño 2018.