Alexei Sorokin, presidente del comité organizador de la Copa del Mundo, afirmó que "no fue fácil predecir dónde se iban a vender más entradas y la sorpresa fueron también los fanáticos de Estados Unidos, pese a que no clasificaron".

El funcionario detalló que ya se vendió un 85 por ciento de las localidades y se mostró sorprendido por la enorme convocatoria demostrada entre los hinchas latinoamericanos.

Tras Rusia (872.578 entradas), figuran Estados Unidos (86.710), Brasil (71.787) y Colombia (64.231 entradas) en la relación de países que más interés han mostrado.

"Que las ventas sean altas no es una sorpresa, porque Rusia tiene un emplazamiento muy cómodo para los países de Europa y Asia, con una historia y una cultura que atraen a la gente, pero sí ha sido sorprendente lo de América latina. Nos quedan pocas entradas por vender, esperamos resultados positivos porque ya está vendido el 85 por ciento", señaló.