Un gran número de hinchas argentinos fue testigo de una de las prácticas de la Selección argentina en Rusia. Los fanáticos se animaron a cantar las típicas canciones de aliento para la albiceleste.

Al final, la Pulga rosarina se acercó hasta las gradas del campo de juego de Bronnitsy, se sacó fotos, firmó innumerable cantidad de autógrafos en camisetas y pelotas, acompañado por otros jugadores solicitados como Paulo Dybala, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Mascherano, principalmente.

Así, la Selección argentina, como ocurrió en cancha de Huracán antes de viajar a Moscú, recibió un baño de afecto a cinco días del debut ante Islandia.