Senegal fue la única selección africana en obtener los tres puntos en la primera fecha del Mundial de Rusia. Lo hizo de una manera muy eufórica y generando mucho éxtasis, ya que sumó tres puntos vitales para la clasificación. Además, superó a uno de los más fuertes de su zona y por eso la satisfacción es mucho mayor.

LEER MÁS: Senegal aprovechó todas las ventajas que le dio Polonia

Pero el detalle a resaltar no solo estuvo por lo que ofreció el equipo dentro del campo de juego sino su gente en las tribunas. Ni bien terminado el encuentro y, después del festejo enfervorizado, los hinchas se pusieron a limpiar las gradas, en una acción que sorprendió a propios y extraños. En Argentina no se vería eso ni cerca.

Un gesto digno de admirar y que debería servir de ejemplo para una sociedad y un mundo mejor.