La salida de Marcelo a los 10 minutos del primer tiempo del partido ante Serbia dejó preocupado a todo a Brasil, ya que el Mundial no da demasiado tiempo para recuperarse de una lesión. De hecho, dentro de tan solo cinco días la Verdeamarela deberá jugar los octavos de final ante México.

Por eso, la noticia que dio la Confederación Brasileña de Fútbol alivió a todos. "Información sobre Marcelo: en un intento de arrancar, el lateral tuvo un espasmo en la espina dorsal. Ha sido medicado y está bien", confirmó la entidad a través de su cuenta de Twitter.

Lejos de ser una lesión grave, Marcelo hasta podría estar solo dos o tres días de baja. Igualmente, los próximos comunicados serán claves para su futuro.