Argentina ganó y clasificó a octavos de final de la Copa del Mundo que se está disputando en Rusia. Contra algunos pronósticos y después de una semana en la que hubo mucho "ruido" y poco fútbol.

Con un primer tiempo que ilusiona, la albiceleste se impuso (sufriendo, como no podía ser de otra manera) 2 a 1 ante Nigeria y logró meterse en octavos de final.

Fue una fiesta y el capitán se llevó todos los aplausos. Sin rencores por todo lo que se dijo y, sobre todo, sin cassette, Leo Messi se expresó en las redes:

"Agradezco a Dios por esta alegría y les agradezco a ustedes por esa locura hermosa que tienen en cada partido!!! Nada más lindo que ser argentino en las buenas y en las malas", posteó el "enano". Y déjame decirte que me explota el corazón.