Rusia 2018
Jueves 10 de Mayo de 2018

Néstor Pitana: "Un Mundial no se puede comparar con nada"

El misionero, quien dirigirá su segundo Mundial, habló con Diez en la City y contó cómo se está preparando para representar al arbitraje argentino en Rusia.

Néstor Pitana representará al arbitraje argentino en el próximo Mundial de Rusia, al igual que lo hizo en Brasil 2014. El misionero habló con Diez en la City por FM "X" (103.5) y contó cómo se está preparando para este gran desafío en su carrera profesional.


En el arranque de la charla, destacó: "Hace 42 meses que me vengo preparando para esto, es una carrera dura pero también tiene sus satisfacciones. Si no es por la familia se caería fácil. La familia es un pilar fundamental para cumplir los objetivos".


Mientras que luego, agregó: "Hay mucho esfuerzo y dedicación, uno tiene que tener mucha humildad. Esto es un trabajo en equipo, con los jueces de línea. En la primera cita todo era desconocido, ahora está la implementación del VAR, tenemos la misma responsabilidad. Hay un debut de la tecnología así que esperemos que sirvan los cursos de capacitación que hicimos".


En cuanto a lo que cambió en su forma de dirigir de Brasil 2014 a Rusia 2018, afirmó: "Ahora tengo más experiencia, ante una situación similar con la gran cantidad de horas de partidos lo puede tomar de otra manera. Uno tiene más nivelado el sentido común, eso hay que transformarlo en positivo. Tengo un gran respaldo de mi familia y uno lo va consiguiendo año tras año".



06-20-pitana.jpeg



Si existe diferencia entre dirigir un Mundial a un torneo local, comparó: "Esto es totalmente distinto, es un Mundial, es un partido donde el mundo pone los ojos. No se puede comparar con un partido de un torneo. Los que dicen que es más fácil es porque no conocen las dos veredas. Habría que preguntarle a un técnico o un jugador qué es más fácil... Un error del equipo arbitral no tiene una sentencia local, sino una crítica a nivel mundial. El golpe es mucho mayor por eso son cuestiones muy difíciles de ponerlas en consideración".


Y agregó: "Uno tiene que estar tranquilo, el hecho de haber cumplido un buen mundial anterior no quiere decir que en el próximo te va a ir bien. Hubo muchos seminarios, cursos, exámenes, copas internacionales, Copa Confederación, por lo cual son 42 meses de evaluación. No pasa por uno, dos o tres partidos locales, sino que la evaluación es constante".


"Trato de dejar todo en la cancha, con defectos y virtudes. Esa es la prioridad que tiene FIFA a la elección de los árbitros. El VAR llega al fútbol donde ambos se necesitaban, ojalá sea un lindo debut, y que sirva para que no haya muchos errores en la Copa del Mundo. Hay muchas federaciones que ya lo están ocupando, también estuvo en la Copa Libertadores y volverá a estar. Hace que el nivel disminuya pero siempre habrá espacio para la interpretación y el criterio del árbitro.

En cuanto a los rumores que surgieron en torno a la presión que se realizó de algunas partes para que no esté en el Mundial y que vaya otra terna, opinó: "Estábamos en la evaluación con Vigliano, la elección de FIFA recayó en nuestro equipo. Vigliano va a ir para trabajar con el VAR, uno sabe que las cuestiones políticas juegan, pero lo tomé con tranquilidad. Cuando se pone en tela de juicio uno no quiere sacar a relucir sus pergaminos, ya que no es mi perfil. Es difícil ya que no es una situación normal que una terna repita mundial".


"Nunca dirigí a Messi, sí a Ronaldo dos veces, a Neymar y a Suárez. Eso es algo que le contaré a mis hijos cuando sean mayores y a los nietos", destacó en otra parte de la entrevista.


Y en el final, destacó: "Soy un gurí criado en una cancha de fútbol y quiero que siempre le vaya bien. Estoy en el arbitraje porque amo al fútbol, estamos donde estamos gracias a los jugadores. Uno quiere llegar lo más lejos posible pero después hace fuerza para que le vaya bien".