Las águilas siguen volando bajo, y cuando lo hacen, es para cazar a sus presas. Sin embargo, las de Nigeria no pueden cumplir su objetivo. Es que de cara a Rusia 2018 el seleccionado que compartirá grupo con Argentina no pudo dar con el triunfo y debutará luego de cuatro partidos sin encontrar la victoria.

Tras su última derrota por 2-1 con Inglaterra, los africanos perdieron por la mínima ante República Checa y finalizaron su preparación con experiencias negativas.

Los dirigidos por Salisu Yusuf no pudieron encontrarle la vuelta a un conjunto que aún intenta reconstruirse tras la salida de varias estrellas luego de la Eurocopa 2016. Sin Plasil, Cech y Rosicky, los checos siguen en busca de una identidad. Mientras tanto, se encargaron de vencer a selección mundialista.

Nigeria, víctima de un córner mal defendido en la primera media hora del encuentro que supo aprovechar Kalas, no pudo recomponerse y se retiró del campo con las manos vacías.

En la segunda parte apenas hubo ocasiones. El partido mermó en intensidad y expuso la actualidad del conjunto verde, que tiene mucho trabajo por hacer antes del inicio del Mundial.