El seleccionador croata, Zlatko Dalic, quitó "presión" a los integrantes del bando ajedrezado antes de la final del Mundial de Rusia que este domingo les enfrentará con Francia y aseguró que, "pase lo que pase", se sentirá "orgulloso" de sus pupilos.

En la antesala del partido más importante en la historia del fútbol croata, el técnico bosnio solo pidió a sus jugadores que "disfruten". "No voy a poner presión en ellos antes de este partido. Mañana el mundo nos estará mirando y yo solo diré: 'Id y haced vuestro mejor fútbol'", adelantó en una rueda de prensa celebrada en el estadio moscovita de Luzhniki.

Zlatko Dalic explicó que todos están "preparados para competir con dignidad". "Si ganamos el trofeo, nadie va a estar más orgullosos que nosotros. Y si perdemos, felicitaremos a nuestros rivales. Estamos aquí para disfrutar de esta final", insistió.

El preparador bosnio, que tomó las riendas del equipo el pasado octubre, consideró que "el mejor ganará" el trofeo. Por eso pidió a los suyos que luchen y que den lo mejor de sí mismos.

"Ganemos o perdamos, mañana pasará algo grande en Croacia. Estamos motivados y confiados en poder ver a 4,5 millones de personas celebrando la victoria", sostuvo.

Zlatko Dalic restó asimismo importancia a la ausencia en el entrenamiento del viernes de Danijel Subasic, Dejan Lovren, Ivan Strinic, Sime Vrsaljko e Ivan Perisic. "A estas alturas no hay nada que entrenar. Más bien, debemos ganar energía", subrayó.

Así, se mostró convencido de que todos ellos podrán estar en la final. "Espero que todos estén preparados para jugar, pero si no lo están tenemos otros grandes jugadores en el banquillo. No me preocupa. No tengo problemas al respecto", dijo.

Preguntado por su aportación al conjunto croata desde el pasado octubre, cuando asumió el cargo de seleccionador en un momento crítico -peligraba su clasificación para el Mundial-, Zlatko Dalic explicó que solo trató de construir una relación basada "en el respeto y en la confianza".