Joachim Löw, entrenador de Alemania, calificó de "enormemente decepcionante" la eliminación del campeón del mundo en la fase de grupos de Rusia 2018 y aseguró que no merecían llegar a octavos de final.

Löw, de 58 años, dijo estar "en shock" y rehusó dar una respuesta sobre su futuro al mando de la selección germana: "Decir algo ahora sería prematuro, necesito al menos un par de horas", comentó.

"Estoy en shock. Desde luego, es una gran decepción. Creo que nos preparamos bien para el Mundial y vinimos con la intención de defender el título y romper esa maldición del campeón. Sin embargo, no hemos conseguido sacar a relucir nuestro fútbol. ¿Por qué? No lo sé, tendremos que analizarlo. Llevamos desde 2006 rindiendo bien, pero esta vez no hemos sido capaces y tenemos que aceptarlo", explicó Löw en la rueda de prensa posterior al partido.

"No puedo decir nada sobre mi futuro; necesito al menos un par de horas. Tendremos que hablar con calma (con la Federación), pero todo lo que diga ahora es prematuro. Sólo puedo decir que estoy decepcionado", subrayó.