Paolo Guerrero finalmente podrá estar presente en el Mundial de Rusia, después que el Tribunal Federal de Suiza sacó una medida cautelar pese a la sanción que le había impuesto el Tribunal del Arbitraje Deportivo.

El TAS "no objetará" la solicitud urgente de suspensión de sanción presentada por Guerrero ante el Tribunal Federal de Suiza.

Guerrero, suspendido por 14 meses tras haber dado positivo en un control antidoping, pidió a esa instancia ordinaria la suspensión de ejecución de la sanción, para poder participar en el Mundial de Rusia que comenzará el próximo 14 de junio.

Paolo Guerrero dio positivo por un metabolito de la cocaína tras un control en un partido de clasificación para el Mundial, el 5 de octubre de 2017 frente a Argentina en La Bombonera.