La larga novela de Paolo Guerrero tuvo final feliz para Ricardo Gareca y la Selección de Perú. Es que más allá de la sanción que le había impuesto el TAS por su doping positivo tras el partido de Eliminatorias ante Argentina, el Tribunal Federal Suizo aceptó la solicitud que presentó el delantero y pidió con urgencia la suspensión de la sanción.

El TAS (sigla en inglés de Tribunal Arbitral del Deporte) emitió un comunicado asegurando que no objetará la solicitud del Tribunal, por lo que la sanción de 14 meses volverá a correr una vez terminada la Copa del Mundo. A la espera de la confirmación oficial, desde el entorno de Guerrero ya saben que el delantero podrá lucir la 9 de Perú en Rusia.