Luis Suárez, al igual que sus compañeros, lamentó la eliminación de Uruguay a manos de Francia por 2 a 0, en una de las llaves por los cuartos de final.

"Fueron los mínimos detalles los que definieron el partido, lo que hay que sacar son conclusiones positivas", dijo el delantero de Barcelona sobre el desarrollo del partido.

Sobre el rendimiento que tuvo en la cancha, el artillero dijo: "Estaba sacando conclusiones que no tuve ni una, ellos sabían donde íbamos a jugar y cómo".

"Hasta el gol de ellos no tuvieron ningún peligro, en el segundo tiempo llegó el desespero ya que teníamos que ir a buscar el partido", agregó.

A la vez, consultado sobre si debía seguir Óscar Tabárez al frente de la selección, argumentó: "Todo el mundo sabe lo que es el maestro para los jugadores y para el público uruguayo. La AUF tiene que valorar sus números y tomar una decisión".

Por último, se le preguntó al delantero sobre el no festejo de Antoine Griezmann en su gol: "Para que vean que no es uruguayo, es francés y nos hizo un gol", concluyó.