El entrenador de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, admitió este jueves que la baja del arquero Sergio Romero resultó un "momento inesperado" y confirmó la intención del jugador del Manchester United de viajar a Rusia 2018, aunque aclaró que "había que tomar una decisión".

"Fue duro porque fue un momento inesperado que nosotros no imaginamos. Había que tomar decisiones, más allá del interés de Sergio por quedarse", explicó Sampaoli, en un breve contacto con la prensa.

El DT frenó su camioneta a la salida del predio Julio Grondona en Ezeiza ante la guardia periodística que se mantenía en el lugar y respondió escuetamente sobre los puntos más importantes del día a día de la preparación albiceleste para Rusia 2018.

"Mercado está bien y va a llegar", agregó sobre otra de las incógnitas que se generaron en los últimos días, porque el futbolista nacido en Puerto Madryn arrastra un problema en el ciático.

Asimismo, aprovechó para aclarar la polémica que se generó en torno a la convocatoria de Franco Armani y su demora en sumarse a las prácticas en Ezeiza, por jugar con un River ya clasificado el último partido en el grupo de la Copa Libertadores. "Lamentablemente es así, River tenía un compromiso y lo entiendo porque también estuve del otro lado en algún momento", afirmó.

Y agregó: "Más allá de las diferencias y los puntos de vista, está la bandera por encima de todo".