Javier Mascherano se quebró después del partido entre Argentina y Francia, por los octavos de final del Mundial de Rusia, que marcó su despedida de la Selección, como ya lo había anticipado antes.

Emocionado, el "Jefecito" resumió sus sensaciones con un "Se terminó". Además, analizó el encuentro: "A veces hay que aceptar que el rival es mejor y listo".