Diego Maradona no ocultó su malestar por la falta de carácter de todos los jugadores de la Selección en la derrota ante Croacia por la segunda fecha del Grupo D del Mundial y fue contundente : "Si no hubo piñas en el vestuario de Argentina, es porque no tenemos huevos".

Amparado en su manera de arreglar las cosas puertas adentro de un vestuario, afirmó: "Si alguno está con una bolsa de hielo en la cara ahora, está bien".

Siempre polémico, el ex capitán del combinado nacional aseguró que el prestigio futbolístico de Argentina "nos costó demasiado para que venga Croacia y nos haga tres goles sin que nadie ponga la pierna fuerte". Al mismo tiempo señaló que los europeos parecían "la Naranja Mecánica".

En su programa De la mano del Diez, Diego reconoció que tras la victoria de Nigeria ante Islandia "se abre una puertita" de esperanza. No obstante remarcó que "a Islandia no le hicimos ningún daño y con Croacia no se vio ningún cambio de mentalidad".

"¡Dejá la Play un poquito! Ponela al costado y agarra un Gráfico viejo, cuando la AFA estaba llena de campeones morales. Que no me vengan a decir que los Sanfilippo, los "Charro" Moreno o Rattín, metieron una copa Interamericana. Argentina en el 74 se comió cinco con Holanda. Hay que respetar lo que yo corrí viejo, porque no hice los goles que hice contra Bélgica e Inglaterra porque no me entrené o no fui al frente. Todo lo contrario", argumentó para defender su postura.

"Yo me jugué la vida siempre que me dieron la camiseta argentina, como el Cholo (Simeone), Redondo, Ruggeri, Caniggia, Fillol, Luque o Gallego", recordó Maradona y pidió tener una charla con todos los jugadores para "saber el grado o la capacidad de asimilación que tienen de lo que es vestir la camiseta nacional".

Por otro lado, Diego no cargó contra Lionel Messi y se enfocó puntualmente en el mal funcionamiento del equipo en su conjunto: "No pretendamos ahora que nos gane la Copa él solo. Lio jugó como pudo jugar. Es difícil resolver los problemas de los compañeros. Eso me toca en carne propia a mí".

"¡Que no jodan más con el líder, porque el pibe no es líder! No pretendamos ahora que nos gane la Copa él solo. Por qué le vamos a echar la culpa a Messi del liderazgo que empieza en el presidente de AFA hasta el último que llevó Sampaoli a Ezeiza", agregó en defensa del capitán de Argentina.

En su programa televisivo, el Diez no evitó apuntar contra Wilfredo Caballero, responsable absoluto del primer tanto del rival: "Caballero hizo un desastre Mundial. Fue terrible. Si vos sacas a Chiquito Romero que no te hizo una de esas en ocho años y ponés a Caballero, la culpa es pura y exclusivamente del técnico".