La presencia de Diego Maradona jamás pasa desapercibida, como tampoco lo que diga, haga o deje de hacer.

Por eso esa presencia esperada por los organizadores finalmente se dio sobre el inicio del cotejo entre Argentina e Islandia.

El Diez llegó junto a una comitiva que lo acompañó y se ubicó en uno de los palcos del estadio de Spartak, donde sufrió por el empate entre los de Sampaoli y el benjamín del certamen.

Pero una vez finalizado el encuentro, tal como sucedió en la previa, aprovechó para dejar una reflexión en su cuenta de Instagram, a la vez que le hizo un pedido a los hinchas argentinos.