Con una gran cobertura pero muy lejos de los objetivos que esperaban muchos, este miércoles llegaron al país el presidente de la AFA, Claudio Tapia, junto al entrenador Jorge Sampaoli, y el resto de la delegación que disputó el Mundial de Rusia.

Nicolás Russo, Eduardo Spinosa y Pipo Marín, entre otros, fueron algunas de las caras conocidas que aplaudieron a Chiqui en su arribo a Ezeiza, casi como demostrándole su apoyo aún en este difícil momento.

En el chárter que aterrizó en Ezeiza el único jugador que volvió a Argentina fue el volante mendocino Enzo Pérez, además de los sparrings entre los que estaban los jugadores de Colón, Brian Galván y Tomás Chancalay.