Rusia 2018
Domingo 01 de Julio de 2018

Un gris y triste regreso a casa para la Selección Argentina

Con Lionel Messi a la cabeza, varios jugadores del conjunto nacional, que fuera eliminado este sábado de Rusia 2018 a manos de Francia, abandonaron la concentración en Bronnitsy en medio de una copiosa lluvia

Una copiosa lluvia y el graznido de cuervos. Esa escenografía, propia de una película triste o de horror, fue la que despidió al astro Lionel Messi y algunos de sus compañeros de Argentina el domingo en la concentración en las afueras de Moscú, un día después de la eliminación ante Francia en los octavos de final de la Copa del Mundo.


Messi se retiró del centro de entrenamiento de Bronnitsy, suburbio al sur de la capital de Rusia, a bordo de una minivan oficial de FIFA con vidrios polarizados y adelante otro automóvil de escolta. Mantuvo el mismo silencio que la víspera tras el partido y no se detuvo a hablar con la prensa que aguardaba frente al ingreso al predio.


LEER MÁS ►► La Copa América 2019, el nuevo objetivo de la Selección


El departamento de comunicación de Argentina confirmó la partida del capitán y del arquero Wilfredo Caballero; los defensores Cristian Ansaldi, Marcos Rojo, Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Eduardo Salvio; los volantes Javier Mascherano, Éver Banega, y los delanteros Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero. Algunos se fueron en grupo y otros por separado con rumbo a distintos aeropuertos de Moscú.


"Los jugadores irán saliendo de acuerdo a su destino", explicó el comunicado.


Embed



Messi se fue de Rusia sin confirmar si seguirá o no jugando en el seleccionado argentino. Este fue su cuarto mundial, en el que tampoco pudo romper con el maleficio de no ganar títulos importantes jugando con la casaca de su país.


El resto de la delegación regresará a Buenos Aires en un vuelo privado entre lunes y martes.


LEER MÁS ►► España quiere confirmar su candidatura ante el anfitrión Rusia


La partida de Argentina, cada uno por su lado, fue una buena postal de su estadía en Bronnitsy. Si bien entre los jugadores prevaleció la armonía, fueron públicas algunas diferencias con el entrenador Jorge Sampaoli por los cambios de esquemas tácticos y de equipo durante la Copa del Mundo.


El entrenador no repitió formación en los cuatro partidos que disputó Argentina en el torneo. Fue la peor actuación de la Albiceleste en un mundial después de la eliminación en primera ronda de 2002.