Ovación
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Sacco: "Fue una razón de fuerza mayor"

Uno de los integrantes de la Superliga aclaró los motivos por los cuales Unión deberá disputar tres partidos en seis días, dos al hilo en condición de visitante.

La realización de la Cumbre del G20 alteró algunos planes en el cierre de año para los encargados de armar el fixture de la Superliga. En este sentido, Enrique Sacco, integrante de la Comisión de Fútbol Profesional, salió a realizar las aclaraciones correspondientes respecto a la reprogramación de varios partidos correspondientes a la 12ª fecha, entre ellos el que deben sostener River y Unión.

En diálogo con radio Sol 91.5 Santa Fe expresó lo siguiente: "La fecha 12 que corresponde a la última del año en Buenos Aires no se puede jugar el G20 y no hay servicios de seguridad, los 3 partidos en la ciudad no se puede disputar entre 4 y 12 dieiciembre. Los encuentros son San Lorenzo-Atlético Tucumán, Vélez-Godoy Cruz y River-Unión".

Para más adelante, afirmar: "Había 4 ocpciones: postergar los partidos, jugarlos a puertas cerradas, hacer que los equipos de Buenos Aires pidan otra localía, el Comité Ejecutivo integrado por los 28 clubes, la última opción se tomó que es adelantar los partidos, con lo cual River y Unión se medirán el 22 de noviembre a las 19.15".

Luego de recordar esta situación, resolvió explicar como fueron las negociaciones para intentar aplazar, al menos unas horas, el cotejo entre el Tate y Patronato: "De antemano estaba el sábado 25 en Patronato, la Superliga quiere respetar los cronogramas porque es un compromiso asumido, salvo las excepciones por competencias internacionales".

Si bien Unión presentó una nota para cambiar el día de partido frente al elenco de Juan Pablo Pumpido, Sacco enfatizó: "Es entendible lo que pide Unión, la presentación que hizo Marcelo Martin se trabajó en las ultimas 48 horas, si con Patronato pasaba al domingo, no se puede mezclar pantallas, una opcion era cambiar Estudiantes-Tucumán y pasarlo al sábado, como Quilmes juega ese día no se pudo, teníamos pasar al lunes Arsenal o Temperley, se juntaban equipos de la misma zona, no hubo manera de modificar el partido, mover todo era poco serio, demasiado desprolijo y asumir entonces la responsabilidad de jugar con ese día y fecha".

En la parte final, volvió a expresar que "el sábado 25 a las 17 se juega Patronato-Unión, entiendo la planificación y logística de clubes y entrenadores, cuando la Superliga respeta los horarios es más fácil hasta desde el punto de vista económico, fue una razón de fuerza mayor".