El cáncer de pulmón (CP) ha ido en aumento. A principios del siglo XX el CP era un tumor muy poco frecuente con una mortalidad anual de 10 por 100.000 hombres. En 1950, ya había aumentado la incidencia seis veces lo que motivó que se realizaran los primeros estudios epidemiológicos que vincularon al cáncer de pulmón con el tabaco. Su incidencia aumentó significativamente en las mujeres, en paralelo al incremento del hábito de fumar en las mismas; y es así que en Estados Unidos, la mortalidad por CP en la mujer en 1986 cruzó la curva de mortalidad por cáncer de mama. En el año 2006, la mortalidad por CP fue más alta que la mortalidad por cáncer de mama, próstata y colon combinados. Para el 2009 la American Cáncer Society había proyectado una incidencia de 116.090 nuevos casos en hombres y 103.350 en mujeres.

En nuestro país el CP, fue responsable en 2008 de 10.296 casos nuevos (9,8% de la incidencia de cáncer), sin discriminar por sexos, con 8.916 defunciones (15,4% de la mortalidad por cáncer).

Estadificación mediastinal

La exactitud en la evaluación del estado ganglionar del mediastino afecta directamente el pronóstico y el plan de tratamiento ya que la presencia de metástasis en ganglios linfáticos mediastinales indica un estadio avanzado (Estadio IIIA o IIIB).

Se puede realizar con eficacia por videomediastinoscopía (biopsia quirúrgica por medio de videoendocirugía).

Las técnicas no invasivas para evaluar los ganglios del mediastino se basan en el tamaño de los ganglios linfáticos (CT) o el metabolismo (PET) pero no proporcionan un diagnóstico definitivo y, a menudo no son suficientes para excluir a los pacientes de la alternativa de tratamiento quirúrgico.

La mediastinoscopía es el "gold standard" de los métodos de diagnóstico invasivo prequirúrgico. Se realiza bajo anestesia general, puede biopsiar bajo visión directa las estaciones 2R, 4R, 2L, 4L y 7. Tiene 87% de sensibilidad para descartar enfermedad mediastinal y la especificidad es del 100%.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía ofrece la mejor supervivencia. La supervivencia a cinco años es EIa 73% para EIa y 58% para el EIb, siendo para el estadio IIa de 45-52 % y para el estadio IIb del 33%.

CONSENSO NACIONAL INTERSOCIEDADES SOBRE CARCINOMA DE PULMÓN NO CÉLULAS PEQUEÑAS. Recomendaciones:

Recomendación N° 1: En pacientes en estadios I y II y sin contraindicaciones médicas, la resección quirúrgica es recomendada. Grado de recomendación (GR) A.

Recomendación N° 2: Se aconseja que los pacientes sean evaluados por un cirujano torácico, aun si se consideran terapéuticas no quirúrgicas.

Resección por VATS (Cirugía Torácica Video Asistida). Existen estudios que indican que se pueden lograr tasas similares de curación en aquellos pacientes sometidos a VATS en comparación con la toracotomía. La VATS permitiría una exploración completa de la cavidad pleural, el hilio y el mediastino. Es un sustituto válido para la toracotomía reduciendo de forma importante el trauma quirúrgico.

Patología de la pleura

La patología de la pleura es frecuente y puede ser acompañada de alteraciones de la función respiratoria que pueden representar. Las patologías más importantes son los derrames pleurales, el neumotórax y las neoplasias pleurales primarias o metastásicas. Derrame pleural

Son muchas las enfermedades que pueden acompañarse de derrame pleural (DP). Los DP pueden ser el reflejo de una lesión propiamente pleural o bien de un trastorno pulmonar o sistémico. Las causas más frecuentes de DP son la neoplasia, neumonía, insuficiencia cardíaca y tuberculosis. Videotoracoscopías en Empiema: Videotoracoscopía en Derrame Pleural Neoplásico.

Patología del mediastino

Los límites del mediastino son: Anterior: Esternón, Posterior: Cuerpos vertebrales y costillas, Lateral: Las pleuras mediastínicas. Superior: Estrecho torácico superior (1ª costilla y manubrio esternal). Inferior: Diafragma e hiatos del diafragma (hiato esofágico y vena cava inferior) Entre las enfermedades del mediastino se destacan los tumores, quistes y malformaciones congénitas (quistes dermoides, bronquiales, pericárdicos, meníngeos y teratomas) y las inflamaciones como la mediastinitis.

El servicio de Cirugía Torácica del Sanatorio San Gerónimo se encuentra capacitado para realizar procedimientos quirúrgicos con niveles de complejidad equivalente a centros de referencia nacional e internacional.

Se tratan todas las afecciones del tórax: Patología pulmonar, de la pared torácica, mediastino, tráquea, esófago, diafragma, videoendoscopías diagnósticas y terapéuticas, etc.

Tenemos especial dedicación a la cirugía minimamente invasiva y somos pioneros a nivel nacional en las resecciones pulmonares videotoracoscópicas con broncoplastias.

Nuestros integrantes tienen dedicación exclusiva a la cirugía torácica y a la endoscopía respiratoria.