El incidente se registró en horas de la mañana cuando el conductor del vehículo hizo caso omiso a las señales de tránsito.

Según el testimonio de los vecinos el automovilista no frenó e impactó de lleno contra el semáforo y la columna quedando incrustado.

A pesar de la magnitud del impacto el hombre salió caminando.

Las altas velocidades que se registran en la zona de la mano de la falta de prudencia por parte de los conductores han derivado en que los vecinos bauticen al corredor como "la avenida de la muerte".