El trago amargo seguramente se digirió el fin de semana y no queda otra alternativa de mirar para adelante, pues aún quedan cinco batallas por librar y el equipo está situado en una posición de privilegio, de acuerdo al objetivo inicial y el desarrollo de los acontecimientos.

La misión de Madelón en su tercer retorno al club era engrosar el promedio para recuperar los puntos que se dejaron en el camino cuando renunció y luego pasaron Juan Pablo Pumpido, Pablo Marini y Eduardo Magnín.

Entonces, ese primer semestre de la Superliga lo puso bien arriba, con muchas posibilidades de tener el colchón de puntos que le permita tener otra mirada a la hora de afrontar la competencia local.

Y más allá de que después de ganarle a Racing el equipo entró en un momento flojo desde lo deportivo, con pocos resultados favorables, más jugadores que fue perdiendo en el camino por distintas situaciones, nuevamente a partir del Clásico se pudo encaminar para ubicarse en la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

Tal vez este sea el punto más terrenal que tiene al alcance de la mano. Si bien la paridad es notable y hay muchos equipos separados por pocas unidades, es verdad que Unión tenía una chance concreta de trepara al grupo de los clasificados a la Copa Libertadores si vencía a San Martín San Juan.

Lamentablemente dejó dos puntos en el camino y ahora le tocó resignar el invicto de cinco partidos, en un cotejo que comenzó ganando pero no pudo sostener los tres puntos en el Diego Maradona.

Por segundo partido consecutivo, el DT pierde a un defensor con lo cual como mínimo tendrá una variante obligada para recibir el domingo 15 de abril, desde las 11, a Tigre en el estadio de la avenida López y Planes.

LEER MÁS: El penal polémico que cambió la historia para Unión

Entonces, Blasi es el candidato a suplantar al expulsado Gómez Andrade en la zaga central junto a Bottinelli. En el camino asoma Tigre, después pisar Tucumán, recibir a Talleres, visitar a Boca y cerrar la Superliga en Santa Fe ante Independiente.

En el peor de los escenarios, Unión cerrará la fecha 22 compartiendo la 9ª posición con Estudiantes (debe ganarle a Chacarita). Actualmente, Colón (un juego menos), Rosario Central y Belgrano suman 31, con lo cual los rojiblancos le llevan dos partidos de diferencia sobre cinco en juego, a aquellos que se están quedando afuera de todo.

Es la recta final, donde no se puede lamentar con lo perdido sino enfocarse en lo próximo y pensar que depende de sí mismo para que este plantel definitivamente ingrese en la historia grande del club.