Desde el pasado fin de semana hasta el jueves Yuli se vio imposibilitada de disfrutar de la bicicleta que le habían regalado, pero gracias a la solidaridad de los vecinos volverá a rodar en las calles del barrio.

"Yuli es una chica discapacitada, los padres le habían comprado con mucho sacrifico una bicicleta y acondicionado con ruedas para que ella pudiera usarla porque no tiene equilibrio", explicó Hugo Cabrera, integrante de la vecinal de Alto Verde.

El fin de semana, los amigos de lo ajeno entraron a la casa y le robaron varios objetos, entre los que contaba la bicicleta nueva. Ante el hecho, los amigos y vecinos se solidarizaron para buscar el vehículo que había sido acondicionado por el papá de la joven para que ella pudiera usarla.

Debido a la afectación que este robo significaba para la joven y su familia, la comunidad de Alto Verde se solidarizó en la búsqueda del rodado. A pesar de que la noticia se compartió entre los vecinos, la bicicleta no apareció.

Desde la vecinal del barrio contaban con una bicicleta que se usaría en los eventos de la institución. Ante la situación que atravesaba la familia de Yuli, desde la comisión se planteó la posibilidad de donar el rodado para que la joven contara con movilidad.

"La cara de Yuli es de felicidad, ella estaba triste, porque no podía salir a andar en bicicleta por su problema. No podía entender por qué le habían robado la bicicleta que era nueva", relató Hugo Cabrera, integrante de la vecinal de Alto Verde.

Desde la entidad hicieron hincapié en la imposibilidad que se da con el rescate de los objetos robados en el propio barrio, ya que el vehículo de Yuli aún no apareció. "Queda a conciencia de cada uno porque está el que roba y el que compra lo robado", cerró Cabrera.