Desde al menos mediados de 2015, la comunidad de Arroyo Leyes reclama y se moviliza en pos de la habilitación para construir un cementerio en la localidad. En ese tiempo se realizaron movilizaciones hasta la puerta de la comuna, numerosas reuniones entre lugareños, estudios de impacto ambiental, y hasta una audiencia pública.

LEER MÁS: Arroyo Leyes espera las conclusiones de un estudio para su cementerio propio

Finalmente, luego de tantas idas y vueltas, la necrópolis para el pueblo costero parece estar más cerca. Según adelantó el presidente comunal, Eduardo Lorinz a UNO Santa Fe, en la actualidad el gobierno local avanza con la ordenanza de ordenamiento territorial como requisito sine qua non para poder iniciar la construcción en el lugar definido.

En ese marco, Lorinz contó que luego de que el Comité Interministerial de Ordenamiento Territorial aprobara el proyecto que impulsa la Comuna y que, desde el punto de vista ambiental, la Subsecretaría de Control Ambiental manifestara que "ya no hay más objeciones", el paso que resta es la confección de la norma de ordenamiento territorial donde figurará el lugar en donde debe ser emplazada la nueva necrópolis.

LEER MÁS: El cementerio de Arroyo Leyes y una audiencia pública con cruces

Una vez sancionada dicha legislación, deberá ser supervisada por Control Ambiental, y de no haber novedades al respecto, se otorgaría la viabilidad para la construcción del cementerio a través de la factibilidad ambiental. A partir de ese momento, los avances dependerán exclusivamente de Arroyo Leyes y la construcción deberá comenzar.

"Quedó supeditada la factibilidad a la aprobación de la Ordenanza de ordenamiento territorial. Estamos en la tarea de ver las correcciones que nos hicieron y poder terminar de armar la ordenanza", explicó y dijo también que dicha norma está abierta a sugerencias de los vecinos.

El cementerio

El proyecto referido a la construcción de la necrópolis de Arroyo Leyes, debió ajustarse a las características del terreno, y de la zona, y prevé que no coloquen cajones en tierra, no tener crematorios a futuro, minimizar el impacto ambiental y no producir ningún tipo de contaminación. Además limitar la altura del cementerio a 4,50 metros.

El área afectada es de una hectárea y media, dentro del actual camping municipal. Están proyectados 3.600 nichos que se van a construir por etapas, y en la primera e inmediata se construirían 48 nichos que servirán para los próximos tres años.

"La construcción de un módulo (de 48 nichos) demandaría unos cuatro meses aproximadamente, así que estimamos que antes de fin de año, si este mes logramos aprobar la ordenanza", confió Lorinz.

Actualmente

Ante la negativa de San José del Rincón, hasta el año pasado la única opción que tenían los habitantes del lugar era trasladar los fallecidos al cementerio de Santa Fe. Sin embargo, luego de la asunción de la nueva gestión municipal, la situación cambió. "Lo he hablado con el intendente de San José del Rincón, Silvio González y le pedí hasta que nosotros tengamos el cementerio, que admita a nuestros difuntos hasta tanto podamos empezar nuestro cementerio. Él accedió muy amablemente, porque sabe el problema que tenemos", relató el presidente comunal.

"Es una amabilidad del intendente que reconoce esta situación y sabe que estamos cerca de lograr el cementerio. También saben que cuando tengamos el cementerio va a ser un beneficio para Rincón", agregó.