Santa Fe
Miércoles 27 de Junio de 2018

Aprender 2017: la Escuela Industrial Superior se destacó en Lengua y Matemática

Más de 100 alumnos participaron de la evaluación implementada por Educación. El 99% alcanzó la calificación Satisfactoria y Avanzada en Matemática, y en Lengua lo hizo el 96% de estudiantes.

En noviembre de 2017, 109 alumnos de 5º año de las tres especialidades que ofrece la Escuela Industrial Superior (EIS) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) –Construcciones, Mecánica Eléctrica y Química– participaron de la Evaluación Aprender, implementada por el Ministerio de Educación de la Nación.
El director de la EIS, dependiente de la Facultad de Ingeniería Química-UNL, Mario Alliot, al igual que los directivos de todos los establecimientos educativos evaluados del país, accedió a los resultados de las pruebas que se tomaron en las áreas de Matemática y Lengua. Sobre la performance en Matemática, Alliot informó que el 99% de los estudiantes de la EIS alcanzaron niveles Satisfactorios (31%) y Avanzados (68%), mientras que el 39% de los alumnos de la capital santafesina llegaron a los mismos resultados. A nivel provincial este promedio baja dos puntos (37%), y otros tantos más a nivel nacional: el 31% de los alumnos de todo el país obtuvo conocimientos Satisfactorios o Avanzados en Matemática.
En Lengua, el 96% de los alumnos de la EIS fueron calificados con un grado Satisfactorio (45%) y Avanzado (51%) de conocimientos. La media de esas mismas calificaciones en la ciudad y provincia es del 64% y a nivel nacional del 63%.
"Con estos resultados nuestros alumnos, que conformaron una muestra evaluada muy amplia y representativa, están muy por encima de la media nacional", afirmó Alliot.
El director de la EIS-UNL destacó que "el objetivo del operativo Aprender es generar información de calidad, pertinente y eficaz sobre el desempeño de alumnos en las escuelas, y no tanto sobre la institución educativa". Asimismo, informó que no hubo estudiantes evaluados en el Industrial que hayan obtenido calificaciones por debajo del nivel básico.

INDUS.jpg


Interesados, incentivados y motivados
Por otra parte, el director sostuvo que "surgieron cuestiones muy interesantes sobre el clima escolar, que indagan sobre cómo se llevan los alumnos con sus pares. Esto arrojó que el clima de por sí es muy bueno para el trabajo, en un marco de respeto y con muy bajos niveles de violencia. Son datos que todavía estamos analizando y hay que tomarlos para seguir trabajando".
Otro de los puntos evaluados es cómo los alumnos perciben los conocimientos que se imparten en la Escuela Industrial Superior, "y esto tiene relación directa sobre el desempeño en las asignaturas que evaluaron en el operativo Aprender", dijo Alliot.
En este sentido, puntualizó que el 92% de los alumnos se manifestaron interesados en los contenidos y temas abordados en la escuela. Asimismo, el 79% reclamó que se aborden con mayor intensidad temas tales como el uso de nuevas tecnologías, educación sexual y elaboración de proyectos. "Se ve un incentivo por parte de los alumnos al procurar asimilar conocimientos: les interesa lo que les damos, y eso es muy bueno, como también que nos demanden más", analizó el directivo.
Consultado por las fortalezas de la escuela que obtuvo estos resultados, el director reflexionó: "Son varios factores que tienen que ver con los inicios de estos alumnos desde el momento que quisieron ingresar, también con el prestigio y el posicionamiento en la sociedad de la EIS. Esta es una escuela con capacidad de formación muy alta, donde los egresados muestran una alta performance en lo profesional y académico. Y todos estos objetivos se consiguen con esfuerzo de los estudiantes y de todos los que conformamos la escuela. Con esto se relaciona también la impronta de los docentes, que son referentes e incentivan y estimulan al estudio. Y eso es lo que marca diferencias".
"Otra cuestión importante en la que estamos trabajando es en incorporar a los alumnos en el proyecto educativo de la escuela. El profesor les explica por qué están y cuándo se van a usar los contenidos del programa. Esto ayuda a que lo tomen con interés y lo asimilen de la manera esperada", añadió.

Evaluación permanente y posibilidades de desarrollo
Sobre los mecanismos de evaluación que implementa la EIS puertas adentro, Mario Alliot explicó que "permanentemente se realizan autoevaluaciones en los distintos departamentos, no solo desde el rendimiento sino también para ir generando actividades diferentes que permitan ir innovando".
Asimismo, señaló que "los alumnos nos demandan trabajar más en los proyectos institucionales que implementamos hace cuatro años. Esas instancias ayudan a incorporar los contenidos que no se pueden dar en el aula, les permite trabajar en grupo y formarse interdisciplinariamente. Todo ello contribuye a un buen desempeño en el ámbito escolar y suma a la hora de ver buenos resultados: el buen clima, los puntos de contacto entre las tres especialidades y los docentes, quienes son responsables y trabajan a conciencia dentro del aula con el apoyo de quienes estamos en la gestión. Desde nuestro lugar tratamos de brindar las mejores posibilidades de desarrollo y alentarlos". En este sentido, Alliot nombró como propuestas surgidas desde los alumnos los trabajos relacionados a energías renovables, tratamiento de los residuos, automatización de procesos mecánicos y optimización de recursos.
escuela industrial.jpg


Los desafíos: afianzar, intensificar y conceptualizar
Como desafíos de su segunda gestión al frente de la EIS, dependiente de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL, Mario Alliot enumeró "afianzar aquellas modificaciones que se fueron haciendo y han dado buenos resultados, como los proyectos institucionales; apertura y vinculación de la escuela hacia la sociedad; intensificar el trabajo académico relacionado a innovaciones pedagógicas y a la articulación con las distintas unidades académicas de la UNL; y seguir trabajando en la adecuación de los espacios y de la estructura edilicia".
Finalmente, Alliot comentó la puesta en marcha del Observatorio del Egresado. "Hacíamos seguimientos pero no sistemáticamente, y este año lo conceptualizamos como programa. Queremos analizar de manera científica los trayectos de los alumnos que siguen estudiando, de los que salen a trabajar y de quienes emprenden un proyecto propio. No queremos perder la relación porque nos sirve muchísimo para retroalimentarnos". En esta línea, además, el directivo anunció el impulso de un espacio de trabajo llamado "EIS 2030", cuyos principales objetivos son las proyecciones del perfil de los futuros técnicos y de la propia institución en función de lo que demandará la sociedad y los avances tecnológicos.