En las puertas del comienzo de las competencias nacionales, Estudiantes de Paraná deberá afrontar el Nacional de Clubes B. El head coach de la prestigiosa entidad del parque Urquiza es el santafesino Héctor Salva.

El conjunto albinegro integrará la Zona 4 junto a Regatas de Bella Vista, Córdoba Athlétic y Mar del Plata Club. Más allá de eso, vale detenerse en señalar que fue semifinalista del Torneo del Litoral del año pasado, con buenas producciones, y a partir de contar con un equipo altamente calificado.

"El 2017 para el plantel superior fue positivo desde todo punto de vista. Hay que remitirse a como encontramos el grupo de este equipo de entrenadores.Teníamos un gigante dormido, es un club centenario, que tiene mucha historia de rugby. Justamente, había que hacerle entender a los chicos en que institución estaban y como había que prepararse", arrancó señalado Kiko Salva en un reportaje brindado a Ovación.

Señaló que "la gira que hicimos por Italia fue positiva desde el punto de vista humano, pero a nivel deportivo, porque son diferentes a las que se hacían antes, y a pesar que teniamos gente conocida, por ahí detectar el nivel que tenes que tener para que te sirva es complicado, pero la gira en sí sirvió para unir mucho al grupo".

En cuanto a como viene la presente temporada, el ex coach del seleccionado santafesino, consideró que "la pretemporada la arrancamos a mediados del mes de enero, ya que estuvimos dos años largos sin parar, y en el medio llevamos adelante la gira. Tratamos de superar la parte anímica y mental, porque la verdad nos estamos recuperando de ese stress por estar dos años sin parar".

Explicó las bajas que ha tenido el plantel del CAE, sobre lo que puntualizó que "hemos tenido varias deserciones, de jugadores claves, por ejemplo en las finales del año pasado, se no fueron Juan Manuel Lescano y Juan Sabalegui, y se terminaron de ir ahora a España, Franco Vartorelli que era el subcapitán, y Jacinto Lugo, que era el octavo titular. Hablando de la calidad de lo que se nos fue es muy importante, pero ahora tenemos que volverlo a armar con un plan de juego claro".

En relación a la competencia que se pondrá en macha el próximo fin de semana, fue determinante al expresar que "hay que ser sinceros, creo que el Nacional de Clubes es un torneo que la UAR nos pone para que tengamos competencia y crezcamos deportivamente. Pero para nosotros el torneo principal es el Regional del Litoral. Ahi no nos posicionamos para jugar lo que se viene, y de ahí buscamos tener un buen caudal de jugadores, mejorarles la calidad de su técnica, equiparlos con todo lo que podamos, para seguir creciendo".

Más expresiones

"Hay muy pocos cambios, creo que se hace más competitivo, llegan los mejores ocho equipos, el año pasado, fue una grata sopresa la de Tilcara. Tengo mis dudas si es para bien ó para mal que queden ocho o diez en el grupo principal. En definitiva, es muy parecido, pero creo que castiga a aquellos que hacen mucho esfuerzo para elevar su nivel", opinó Héctor Eugenio Salva, sobre el interuniones litoraleño que se pondrá en marcha a fines de abril.

Junto a Roberto Raffa fueron de las parejas de medios más importantes del rugby de Santa Fe, y referentes ineludibles del CRAI. En cuanto al presente de la entidad de la autopista, Kiko sostuvo que "el presente deportivo del CRAI no me sorprendió para nada, porque conozco al noventa por ciento de sus jugadores, que son de muy buena calidad y nivel técnico. Algunas decisiones en cuanto a los equipos de entrenadores designados, no tomaron buenas decisiones en su momento, y eso después trajo el pase de facturas. Creo que CRAI tenía mucho mayor potencial que lo que llegó".

Ante la consulta vinculada al presente del rugby argentino, consideró que "los Centros de Rugby y los Pladares creo que están por el camino correcto, el tema es que es lo que hay que detectar. Si jugadores con buenas destrezas ó aquellos que tienen buen contacto. Uno destaca aquel chico que sabe pasar bien la pelota ó resuelve una situación, y te llama la atención, pero por ahí no llega porque al contacto no lo siente. Llegan a una formación para decir presente, pero entran con la linterna al ruck, y de esos hay un montón".

Agregó que "El jugador que necesita el rugby de hoy es el que va al frente, podés tener de ocho, en un pack de fowards, alguno que otro que no esté en la misma sintonía. Con esto te quiero decir, que si vos traes un jugador con buen contacto, las destrezas las podés trabajar, porque ya sabés que el contacto no la va a perder nunca".

Por último, se refirió a lo sucedido con el seleccionado mayor de la USR, del cual fue entrenador en varias oportunidades. "El tema seleccionado voy a hablarte desde el resentimiento, y el que se sienta herido, que me perdone. Pero pasó algo similar a lo que nos ocurrió en el CRAI. Teníamos un grupo de entrenadores que habíamos logrado mantener al equipo durante tres años a un quinto y a un tercer puesto. Desarrollamos buenos jugadores, con proyección nacional, y las malas decisiones del presidente que vino luego de Hugo Millaá, conspirarons contra ese crecimiento deportivo. Perdimos las dos localías que habíamos conseguido en el proceso anterior".

"No quiero que nadie se sienta ofendido, pero se tomaron malas determinaciones. Santa Fe pasó a estar cerca, y no pudo ascender, y creo que estamos en condiciones de lograr el objetivo de estar en el panel A", señaló el ex entrenador del CRAI.

Finalmente, sostuvo que "Tenemos que ver algunas cuestiones, porque por ejemplo, que no haya llegado ningún equipo santafesino a las finales del Regional del año pasado, no tenés que ver lo hizo Estudiantes, y por eso no llegó ninguno de la USR. Se han hecho malos análisis, por ejemplo en CRAI, que no llega a las semifinales porque pierde con GER y con Duendes de local, y no que CAE le gana en Paraná. Era más lógico que CRAI pierda con CAE en Estudiantes, que pierda en su casa con Jockey y con Duendes, con un equipo realmente de mucha calidad".