La derrota por 3 a 0 ante Croacia, en el marco de la segunda fecha del Grupo D, significó un golpe directo a la ilusión de la Selección argentina, quien ahora dependerá de una serie de resultados para tener aspiraciones de pasar a octavos de final.

Una vez finalizado el partido en Nizhny Novgorod, el combinado nacional viajó rumbo al Bronnitsy Training Centre, el centro de alto rendimiento que tienen como base los dirigidos por Jorge Sampaoli.

Aunque en un principio la práctica -será a puertas cerradas- se iba a llevar adelante a las 12, la comitiva nacional decidió adelantarla para las 10.45 para poder ver el encuentro que llevarán adelante Islandia y Nigeria en Volgogrado.