La Selección argentina llevó adelante este jueves una nueva sesión de entrenamiento, pensando de lleno en lo que será el cruce por los octavos de final de Rusia 2018 frente a Francia, el próximo sábado.

El único jugador que no pudo participar de esta práctica fue Enzo Pérez, quien arrastra una molestia en el glúteo izquierdo y debió quedarse trabajando en el gimnasio.

De todas formas, en el cuerpo técnico son optimistas que llegará en condiciones para el duelo ante los galos, sabiendo que para el DT es uno de los jugadores más trascendentes en su esquema.

Antes de iniciarse la práctica se pudo ver una charla entre el propio Sampaoli y Mascherano. De no mediar ningún inconveniente, aguardando la evolución del volante de River, es muy probable que la Selección Argentina presente los mismos once para buscar su llegada a los cuartos de final.