La semana pasada arrancó el programa Verano Joven, una propuesta de trabajo que se lleva a cabo en las ciudades de Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez, Pérez, Rincón y Santo Tomé durante los meses de enero y febrero en predios con pileta.

La propuesta -a cargo de los ministerios de Desarrollo Social, de Educación y de Innovación y Cultura- es está orientada a jóvenes de 13 a 25 años que participan en programas provinciales de las carteras que integran el Gabinete Social o en iniciativas municipales. De todos modos, la oferta está abierta a quienes se acercan a los predios por interés propio.

El programa incluye actividades acuáticas, talleres y espacios lúdicos-recreativos a través de los cuales se establecen lazos y se generan vínculos de confianza, así como también se promueve la convivencia y la apropiación del espacio público a través de la identificación de una tarea común a realizar desde lenguajes artísticos y deportivos.

El director provincial de Deporte Comunitario y Recreación, Ernesto Benito, resaltó que "Verano Joven surge como respuesta a la necesidad de seguir trabajando con nuestros jóvenes en épocas de verano. El planteo era que cuando llegaba diciembre se cortaban las tareas y al retomarlas en marzo, se había perdido el contacto con los jóvenes y era como empezar de nuevo".

Si bien la primera experiencia tuvo lugar en La Esquina Encendida en la capital provincial, progresivamente se extendió a Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Pérez y Santo Tomé. "El año pasado llegamos a trabajar con 5000 jóvenes en toda la provincia y 1110 en la ciudad de Santa Fe, todos provenientes de programas provinciales", sostuvo Benito.

Por su parte Mariana Reyes, de la dirección de Programas Socioculturales del ministerio de Innovación y Cultura, expresó que "la premisa es que convivan las actividades deportivas y recreativas con lo cultural. Año tras año, tratamos de acercarles cosas que a los chicos les interesen, a veces, movilizados por la demanda de ellos".

"Desde Cultura, las propuestas tienen que ver con los diferentes lenguajes como la plástica, la fotografía, el teatro, el circo, la radio abierta; y a los chicos se los invita a que participen, los estimulamos y cada uno se engancha con lo que se siente mejor", explicó Reyes, y agregó: "Conviven jóvenes de diferentes barrios de la ciudad en un mismo espacio; con el tiempo se logra la convivencia y ese es uno de los objetivos principales".

Con el fin de garantizar la participación de los jóvenes en todas las ciudades, el gobierno de la provincia cubre los gastos de traslado desde los barrios de origen hacia los espacios de encuentro. Del mismo modo, el Ministerio de Educación destina 50 cargos docentes.

Si bien el programa es igual en todas las ciudades, presenta modalidades diferentes según las características e infraestructuras disponibles en cada una de las ciudades: