Antonela Roccuzzo y Lionel Messi salieron al sol después de unos días de silencio tras la decepción mundialista de la Selección argentina y el crack del Barcelona. La familia Messi comenzó sus vacaciones en Ibiza, a bordo en un yate con el que recorrieron las aguas de la Isla Pitiusa.

Los rosarinos se mostraron espléndidos ante las cámaras indiscretas de los fotógrafos que, como cada verano, los captaron en momentos de pleno disfrute familiar.

A cuatro meses de ser madre, la Roccuzzo lució un vestido blanco ajustado al cuerpo y cuidó de Mateo y Ciro, mientras que Leo disfrutó del agua junto a Thiago.

Fotos: revista Hola.