Con una inversión que supera los 240 millones de pesos, se trata de una obra que beneficiará a 70 mil habitantes de la capital provincial, en forma directa e indirecta. En su conjunto comprende un total de 2530 metros, se inicia en avenida Peñaloza y se desarrolla hacia el oeste por calle Larrea, hasta la intersección con el Camino Viejo a Esperanza.

Actualmente, el desagüe se desarrolla en tres tramos que se ejecutan de manera simultánea y presentan distintos estados de avances: el tramo 1 está concluido, el tramo 2 tiene un 95% de avance, y el tramo 3 lleva un 83%.

Garibay resaltó que "la inversión total para los tres tramos es de 240 millones de pesos, aproximadamente" y recordó que "trabajos de esta naturaleza reactivan el empleo. Además, -continuó- se invierte sobre un plan director y se trabaja con responsabilidad para hacer las inversiones que van a repercutir en el futuro", finalizó Garibay.

La obra

El primer tramo del desagüe va desde las vías hasta Camino Viejo a Esperanza e implicó una inversión de $ 72.384.924. El segundo tramo va desde avenida Blas Parera hasta las vías del ferrocarril y la inversión es de $ 89.233.374. Actualmente tiene un avance del 95%. Por último, el tercer tramo se ejecuta entre avenida Peñaloza y Blas Parera y requirió una inversión de $ 81.525.252. El porcentaje de avance es de 83%.