Santa Fe
Jueves 24 de Mayo de 2018

Avanza la transformación de barrio Acería

Se llevó a cabo la demolición de la agrupada Nº 22 y próximamente comenzará la construcción del nuevo complejo habitacional. La inversión total para la puesta en valor del barrio será de $455 millones.

El gobierno de la provincia avanza con el proyecto de transformación de barrio Acería de la ciudad de Santa Fe. Desde la Secretaría de Estado del Hábitat informaron que actualmente los trabajos se concentran en la demolición de los monoblocks que presentan un deterioro estructural considerable.

En ese sentido, este martes fue el turno de la agrupada 22. Vale recordar que la agrupada 21 ya fue derrumbada y próximamente se avanzará con las agrupadas 17, 18, 19 y 20.

A su vez, dentro de un mes comenzará la construcción del nuevo complejo que albergará un total de 436 unidades habitacionales. La primera etapa prevé la ejecución de 102 viviendas y las obras de infraestructura correspondientes.

Al respecto, el secretario de Estado del Hábitat de la provincia, Diego Leone, recordó que el "proyecto tiene que ver con la decisión del gobernador Miguel Lifschitz de reconstruir el barrio desde cero" y agregó que las nuevas estructuras se harán "en un terreno contiguo, donde quedará un gran espacio público que ayudará a los vecinos a integrarse y mejorar la convivencia".

La iniciativa surge como respuesta al relevamiento realizado desde noviembre de 2016 por la Secretaría de Estado del Hábitat, que arrojó como resultado diferentes niveles de deterioro en las unidades habitacionales y la necesidad de reparación integral o demolición de los edificios que presentan deficiencias estructurales.

Con este diagnóstico se delineó un máster plan para poner en valor al barrio, con la construcción de 436 unidades habitacionales (en su mayoría de dos dormitorios), la ejecución de obras de infraestructura en el predio, la recuperación de espacios públicos y la puesta en valor de los existentes. La inversión total será de 455 millones de pesos, con un plazo de ejecución de cinco años.

El proyecto se llevará a cabo en las tradicionales manzanas donde están los monoblocks que ya empezaron a demolerse, luego de reubicar a los habitantes que esperan la finalización de las nuevas casas. Este sector está delimitado por las calles Matheu, Cafferata, Azcuénaga, Edmundo Rosas y Viñas, y suma cuatro manzanas comprendidas entre Azcuénaga, Edmundo Rosas, Ayacucho, Grandoli y Cafferata.