Santa Fe
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Avanzan dos obras hídricas que beneficiarán a más de 100.000 vecinos de Santa Fe

Se trata de los desagües Larrea y Gorritti. Ambos forman parte del Acuerdo Capital y en total significan más de 500 millones de pesos de inversión del gobierno provincial en la capital provincial.

El desagüe Gorriti -ubicado en la cuenca que lleva el mismo nombre-, es una obra que beneficiará a 35 mil vecinos que cuenta con un presupuesto oficial de $115.483.278 y un plazo de ejecución de 20 meses.

La obra de Gorriti mantiene los lineamientos establecidos en el Plan Director de Desagües Pluviales y se desarrollan por la calle del mismo nombre, entre la avenida Blas Parera y la desembocadura del reservorio. Además, está prevista la pavimentación de dos cuadras sobre Gorriti, desde la avenida, para facilitar el ingreso al hospital Iturraspe que se construye en esa intersección.

La cuenca hídrica Gorriti comprende un área de 630 hectáreas, aproximadamente, con una población de 35 mil habitantes. Limita al Sur con las calles Berutti y Matheu; al Norte con Misiones y las vías del ferrocarril; al Este con Azopardo, Lehman y Larguía, y al Oeste con los bañados del río Salado. Los barrios que incluye son: Los Troncos, Loyola Sur, Estanislao López, Santa Marta, Liceo Norte y Ceferino Namuncurá, entre otros.

Actualmente esta cuenca presenta una única salida y es a través de un canal a cielo abierto por calle Gorriti. Es por esto que la red de drenaje resulta insuficiente, en algunas zonas es inexistente, y para lluvias de mediana intensidad se producen anegamientos de viviendas, inconvenientes e incomodidades al tránsito vehicular y de peatones. Dicha obra hídrica permitirá sanear el actual canal generando una descarga que evacuará en forma más eficiente los excesos pluviales, atenuando de esta manera los graves problemas de escurrimiento y anegamientos que presentan en la actualidad los barrios que componen esta cuenca.

El desagüe Larrea

Esta obra ubicada en la Cuenca Flores, beneficiará a 70 mil santafesinos en forma directa e indirecta. El proyecto, que está incluido en el Plan Director de Desagües Pluviales de la ciudad desarrollado por el Instituto Nacional del Agua y se desarrolla en tres sectores de manera simultánea.

El primer tramo del desagüe va desde las vías hasta Camino Viejo a Esperanza e implica una inversión de $131 millones y el porcentaje de avance de los trabajos es del 100%.

En tanto, el segundo tramo, va desde avenida Blas Parera hasta las vías del ferrocarril y la inversión es de $160 millones. Actualmente tiene un avance del 93%.

Por último, el tercer tramo se ejecuta entre avenida Peñaloza y Blas Parera y requirió una inversión de $150 millones. El porcentaje de avance es de 75%.

"Dijimos que íbamos a desarrollar una gestión fundada en las obras, en la inversión pública, en el cumplimiento del Acuerdo Capital en la ciudad de Santa Fe, y creo que hemos dado pruebas sobradas de esa decisión y esa voluntad con la puesta en marcha de muchas obras", resaltó el Gobernador Miguel Lifschitz respecto de ambos desagües.