Este martes, más de cincuenta vecinos acudieron a la reunión organizada por la asociación vecinal de Barranquitas llamada Unión, Progreso y Libertad, ubicada en López y Planes 4069. Allí las autoridades de la Policía Comunitaria y de la comisaría 6ª dialogaron con los presentes para dar cuenta de la actualidad que se vive en materia del trabajo de la seguridad y para intentar resolver los problemas que se expresaron.

"Se llegó al acuerdo de que los vecinos iban a presentar cuáles son las zonas de conflicto. Vamos a presentar un mapa del delito. Porque ante la escasez ellos -por la policía- se iban a poner a trabajar de esa forma, para maximizar los resultados", explicó Cristian Acuña, vicepresidente de la vecinal a UNO Santa Fe .

Además, Acuña detalló: "Las dos policías, la comunitaria y la de la comisaría, nos comentaron que tienen escasez de recursos. Es una decisión política, porque tanto la Provincia como la Municipalidad bajan pocos recursos para que ellos puedan manejarse. Desde personal, hasta la cantidad de patrulleros y nafta".

Asimismo Acuña relató lo que los vecinos expresaron: "Lo que queremos dejar en claro es la necesidad de la Policía Comunitaria, porque se creó con el fin de estar cerca del vecino y es lo que nos falta a nosotros. Entonces queremos que vuelva eso, que la comunitaria sea el nexo entre la policía y el vecino. Porque se estaba logrando algo, la prevención sobre todo".

Acuña sentenció que el detonante para organizar las reuniones fue que "hace diez días a una vecina le entraron a la casa por los techos a las tres de la tarde, que es la modalidad delictiva que más están usando y esa fue la gota que rebalsó el vaso porque ya venimos hace seis meses de vivir en una zona liberada". Y agregó: "Ya contamos cuatro o cinco casos iguales. A la vecinal han entrado hace pocos días también de la misma forma".

"Entran a las casas, violentan objetos y no importa ya si hay alguien adentro o no, lo cual hace que a los vecinos les genere una sensación de inseguridad muy particular. Es la peor que se puede sentir, no estar seguro en tu propia casa", sentenció.

Por otra parte catalogó a la situación barrial de manera contundente: "La zona está sitiada. Hay todo tipo de hechos, vemos muchos arrebatos en la calle de parte de motochorros o delincuentes que se hacen pasar por trabajadores de servicios públicos".

Cada lunes a las 18 se realizarán las reuniones en la vecinal con el fin de seguir la temática. Para Acuña "hasta ahora las asambleas fueron muy concurridas, da cuenta de la gran necesidad que hay en el barrio".

Al mismo tiempo Acuña relata que la Municipalidad se comunicó con ellos: "Nos ofrecen alarmas comunitarias. Hay vecinos que están de acuerdo y otros que no pueden afrontar el gasto en este momento. Otros argumentan que ya se pagan impuestos que deberían ir a la Policía Comunitaria, entonces es todo un tema a debatir en las asambleas".

"A tres cuadras tenemos la comisaría 6ª, a cinco cuadras tenemos la comunitaria, a diez la Seccional N° 28 sobre Iturraspe y Avenida Perón y el destacamento de la UR I en Cochabamba e Iturraspe. Entonces estamos rodeados de policías y aún así nos están robando por todos lados. Decime si no es una decisión o es a propósito", culminó.