Un nuevo capítulo se suma a la polémica por la situación de los terrenos aledaños a la Terminal de Ómnibus de la ciudad. Se produce a partir de haberse conocido en la semana que la Nación venderá cuatro predios ubicados en el entorno inmediato de la estación. Tres terrenos están ubicados entre las calles Santa María de Oro, avenida Alem, Alvear y el Ramal "F". El restante, es donde en la actualidad se ubica una concesionaria de autos (entre Alem y Eva Perón).

El Centro de Estudios Encuentro para Santa Fe quien se sumó a la discusión a través de una documento enviado a este medio, firmado por algunos de sus integrantes: los concejales del Frente Progresista Leandro González y Marcelo Ponce, los funcionarios provinciales Lucas Simoniello y Matías Schmüthm y la abogada María Andrea Zorzón.

En el mismo se señala: "No dudamos de que el Estado Nacional, como dueño y administrador de estos terrenos, pueda tomar la decisión de venderlos, amparados en los mecanismos legales existentes. Tanto podemos estar de acuerdo con eso, como cuando lo estuvimos con la anterior gestión nacional al momento de llamar a licitación para construir las torres del Pro.Cre.Ar. en el Parque Federal. Eran terrenos de propiedad nacional, y hoy van a quedar en titularidad de los beneficiarios de las viviendas".

Permisos y necesidades

"Pero -advierte el texto- para analizar la situación vale preguntarse entonces qué hubiese pasado si la gestión anterior del Gobierno Nacional hubiese optado por subastar esas fracciones (tal como pretende el actual gobierno) y el comprador decidido realizar allí un shopping, tal como está permitido en ese distrito. ¿Lo hubiésemos permitido? ¿Es lo que realmente queríamos y necesitábamos? Parecería que no nos hubiese bastado como ciudad tomar la misma actitud de entonces -excelente por cierto por parte del Ejecutivo Local- de contarle a los funcionarios burócratas de Buenos Aires que venían con el viejo Proyecto de Santa Fe Cambios de viviendas individuales, que en ese sector teníamos una zonificación con altura mínima, que el proyecto de viviendas podía ser más ambicioso y con más soluciones habitacionales".

Por tal razón, desde el Centro de Estudios se considera "que ante la actual situación debemos discutir en Santa Fe la ciudad que queremos, apostando a tener claridad sobre el uso y el destino final que se les va a dar a esos inmuebles que si bien administra la Nación, son de todos. Saber qué santafesino y con qué obra va a ser beneficiado directa o indirectamente".

Zonificación

El documento del centro de estudios asegura que "es falso -y hasta puede entenderse como malicioso- el punto de los que pretenden decir que al "haberse iniciado un proceso de venta" no se puede modificar el distrito de zonificación. Para esto basta recordar primero que el proyecto de los concejales González y Simoniello -acompañados con la firma de Sergio Basile y Franco Ponce de León- para conservar la potestad del municipio en los usos y destinos de dichos lotes y que respondan a las necesidades de los santafesinos, fue presentado en 2017, incluso antes del Decreto que dispuso avanzar en la venta el inmueble donde actualmente se ubica la concesionaria".

"Por otro lado, no podemos desconocer que sobre estos inmuebles no hay ningún derecho adquirido por parte de algún particular. Es decir, no conocemos información sobre algún permiso de obra otorgado a alguien. Nos llama la atención la premura para resaltar que "no se puede modificar algo que ya comenzó un proceso de venta". Parecería indicar que en algún lugar ya saben qué es lo que se quiere desarrollar ahí y cuál es la ecuación económica", añade el texto.

Condimento adicional

Los firmantes agregan que "hay un condimento adicional que no se puede dejar de observar: la avenida "Leandro N. Alem". Esta Ruta Nacional no detenta tal vez el suelo de mayor valor de la ciudad y cuenta con un potencial enorme, pero hoy está sujeta a tal vez uno de los mayores cambios y transformaciones de su historia: la construcción del nuevo puente Santa Fe-Paraná y su traza, como así también los proyectos de traslado del Puerto, lo que puede derivar en un cambio absoluto en el destino de la avenida, convirtiéndola definitivamente en un corredor de escala urbana, con todo lo que ello implica".

"La pregunta que hacemos es simple y concreta: ¿qué le aporta a la ciudad esta venta de terrenos? Si lo que le va a quedar a Santa Fe es el 1% del derecho de edificación, y simplemente oferta de alquiler de departamentos -en el hipotético caso que se realice un emprendimiento inmobiliario- no tenemos dudas de que es un pésimo "negocio" para nuestros vecinos", cuestiona el documento.

Números y valores

Desde Encuentro para Santa Fe, hacen cuentas: "Las ventas de tres de los cuatro terrenos superarían los 5,3 millones de dólares, dinero que irá a Rentas Generales de la Nación. Es una cifra cercana a los 110 millones de pesos, sin contar el costo del terreno donde en la actualidad se ubica la Concesionaria, del cual no existen precisiones. ¿Saben cuánto paga el Banco Central por día en intereses de Lebac? 743 millones de pesos. Nuestra conclusión es que el monto de la venta de estos terrenos para el Gobierno Nacional, es una gota de agua en el mar. Ahora bien, ¿cuánto representan 110 millones de pesos para un gobierno local? Serían más de 110 viviendas o la urbanización de 450 lotes".

"Las propuestas que refieran al aporte de obras concretas para lograr mayor equilibrio en la ciudad y/o la construcción de viviendas para quienes hoy no la tienen, son acciones a considerar. Desperdiciar suelo público en un área central de esta manera muestra una clara ausencia del Estado en su rol de equilibrar desigualdades por medio de la planificación. Seguramente no tenemos la verdad absoluta en estos temas -como en ninguno- pero nos parece importante para la ciudad ponerlos en discusión", finaliza el documento.