Según el Servicio Meteorológico Nacional, hoy se observa en la región el predominio de una masa de aire cálida y seca, la cual mantiene las condiciones estables y sofocantes. Esta situación debería mantenerse durante los próximos días hasta por lo menos el sábado, donde debería comenzar a inestabilizarse con posibles lluvias débiles a moderadas durante el fin de semana. Los vientos serán leves a moderados del sector nor-noreste, rotando por momentos al este-sureste.

Para mañana jueves, se anticipa un cielo mayormente despejado con nubosidad variable por momentos, pero con condiciones estables y poco cambio en las temperaturas. Se espera una marca mínima de unos 28°C y que la máxima ascienda a los 41°C.

Para el viernes y ya cerca del fin de semana, se anticipan temperaturas similares y un cielo con nubosidad variable y mejoramientos por momentos, pero las condiciones siguen siendo estables. Los vientos serán leves a moderados del sector noreste.

Y para el sábado, el segundo del año, el cielo estará con nubosidad en aumento y las condiciones se volverán algo inestables y comenzará a desmejorar con posibles lluvias débiles y dispersas durante la jornada.

Esto no significa que las temperaturas vayan a cambiar, habrá un leve descenso pero muy poco porque la mínima llegará a los 26°C y la máxima rondaría los 37°C. Los vientos serán leves del sector nor-noreste, rotando al sur, oscilando entre el suroeste y el sureste, luego incrementándose su intensidad.