Si bien en los últimos meses no han ocurrido hechos de inseguridad en los alrededores, ni en el interior del Hospital de Niños Orlando Alassia, como sí los hubo hace algún tiempo y en algunos casos muy violentos, la intención es prevenirlos. Con ese objetivo, se realizó una reunión en el Ministerio de Seguridad de la provincia, de la que participaron el titular de la cartera, Maximiliano Pullaro, el director del nosocomio, Osvaldo González Carrillo, y dos legisladores promotores del encuentro, el diputado Luis Rubeo, y la concejala Marcela Aeberhard.

Consultado sobre lo dialogado, González Carrillo señaló a UNO Santa Fe que en primer término, durante el encuentro, se conversó sobre medidas para mejorar la seguridad en las inmediaciones del nosocomio.

"En este tiempo no tuvimos problemas con el personal que sale y entra al hospital, pero queremos prevenir porque hay personal que sale muy tarde, a la medianoche o 1 de la madrugada", explicó.

En ese sentido, en principio la intención es monitorear todos los sectores alrededor del Alassia donde el personal y los familiares de los niños y niñas internados circulan. Actualmente, existen cámaras en Mendoza y Lamadrid, pero no en otras intersecciones donde hay paradas de colectivos que utilizan frecuentemente los trabajadores, ni tampoco en las inmediaciones de la Fundación Mateo Esquivo.

"Ellos iban a ver de colocar una cámara en Lamadrid y Salta y eso cubriría todo el sector de la Fundación Esquivo y la Casa de las Madres. La otra, se ubicaría en la parada de colectivos de Mendoza y Juan Díaz de Solís", detalló González Carrillo.

Para continuar la evaluación de precisamente dónde colocar las cámaras, la semana que viene, en día aún a definir, se llevará a cabo una nueva reunión de la que participaría nuevamente el ministro de Seguridad, y también la ministra de Salud, Andrea Uboldi.

"Van a venir a ver personalmente el lugar y van a estudiar la necesidad de dónde colocar las cámaras. Porque nosotros tuvimos problemas hace ya un tiempo, y hace bastante que no tenemos, pero igual no queremos esperar a que pase nada. La idea es tratar de prevenir".

Otra medida: restringir el ingreso a las salas

La intención es que el personal y los familiares de los pacientes internados, estén identificados con credenciales que puedan ser escaneadas por un sistema que habilite o restrinja el ingreso a determinadas áreas del hospital.

Según explicó el director del Alassia, "para los familiares de los internados, esa tarjeta tendría vencimiento, pero para el personal no".

"Con este sistema nosotros queremos que la gente tenga ingreso a los lugares comunes, pero que no puedan abrir las puertas a los corredores internos donde está el personal de salud. Eso nos daría mucho más seguridad. Que el personal pueda abrir cualquier puerta, pero los familiares de los pacientes no", resaltó.

A su vez, subrayó que la medida no solo redundaría en mayor seguridad, sino también brindaría más tranquilidad al paciente, "evitando la circulación de gente y haciendo que disminuyan las posibles infecciones intrahospitalarias, que son siempre un peligro latente".

Actualmente, el Hospital y el Ministerio de Salud evalúan las características de los sistemas que ofrecen diferentes empresas de seguridad para conocer cuál sería el sistema más conveniente. A posteriori, se realizaría la licitación correspondiente para la compra de los equipos, para la cuál habría ya un presupuesto destinado.

El sistema también incluiría barreras en el estacionamiento para restringir el ingreso de vehículos ajenos al personal. "Esas barreras también son necesarias porque hemos tenido vehículos que no pertenecen al personal de salud dentro del hospital. Lo que queremos es limitar también el ingreso de autos", indicó González Carrillo.

Cámaras en el interior

Por otra parte, está en estudio también la colocación de cámaras dentro del hospital, con un sistema de monitoreo interno. Hoy en día, las cámaras que existen están sin funcionamiento y por este motivo, estaría pendiente una reunión de los ministros de Seguridad y Salud para coordinar su futura y posible instalación.