Comenzó el gran evento del año en Santa Fe. La 8° fecha del Súper TC2000 que posiciona tanto a la ciudad como a la provincia, ya tuvo los primeros movimientos de los autos de competición. A pesar del frío y la llovizna, ante un buen marco de público, arrancó la acción en el Callejero de Santa Fe.

En el primer entrenamiento el primer lugar lo ocupó el actual puntero del campeonato, el arrecifeño Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) con 1:37;872, escoltado por el tandilense Leonel Pernía (Fluence) y por el entrerriano Mariano Werner (Peugeot 408)

Más atrás quedaron Emiliano Spataro (Fluence), el mendocino Bernardo Llaver (Cruze) y el santafesino Facundo Ardusso (Fluence). Hubo dos banderas rojas por inconvenientes con Leonel Pernía, mientras que el que tuvo un pequeño imponderable fue Julián Santero, pero luego todo se logró reestablecer.

"Fue una entrenamiento de menos a más por la humedad en la pista, sacó una buena diferencia Agustín Canapino, sabemos donde intentar poder el salto. Están complejos los frenajes, la pista está bastante limpia, pero no tiene el grip que se puede dar más tarde" señaló Mariano Werner.

Cerca de las doce del mediodía se habilitó la pista para el primer entrenamiento, y fue para los integrantes del grupo B. En ese grupo, el ensayo quedó en poder de Matías Muñz Marchesi con el Peugeot 408 y un registro de 1:39.951 para ser el más veloz. Por su parte, a cinco centésimas quedó Damián Fineschi con el Toyota Corolla, Javier Merlo con un Fluence a 64, cuarto el cordobés Bebu Girolami con un 408 y quinto el volante oriundo de Villa María, Tomás Gagliardi con un Cruze. El santafesino Manuel Luque, con un Toyota Corolla, quedó noveno.

En la clasificación general del primer entrenamiento, Luque quedó en el decimonoveno lugar. La próxima prueba de entrenamientos se dará más tarde, la clasificación está pautada para las 18, y a las 22, la carrera nocturna a 24 vueltas.