Este martes se realizó un encuentro en el Ministerio de Educación entre funcionarios y periodistas para difundir cómo se está trabajando en los distintos niveles educativos con el programa de Educación Sexual Integral (ESI).

Luego de la sanción de la Ley Nacional 26.150, de 2006, Santa Fe comenzó a trabajar en la conformación de un equipo ESI, que finalmente se comenzó a trabajar en agosto de 2008 y desde ese momento viene realizando capacitaciones a docentes para incorporar los contenidos de la ESI de manera transversal en los cuatro niveles educativos: inicial, primaria, secundaria y terciaria. Hasta el momento, todas las escuelas de gestión oficial de nivel inicial y secundaria fueron capacitadas. Mientras que en primaria ya se llegó a cubrir el 95 por ciento de las escuelas públicas.

Fernanda Pagura, integrante del Equipo ESI del Ministerio de Educación, aseguró que en los cuatro niveles se está hablando de ESI y que uno de los objetivos fue correr el eje de la educación sexual de la mirada biologicista para empezar a poner el acento en los derechos que tienen las personas y en una educación con perspectiva de género.

Eso supone, aseguraron las integrantes del equipo ESI que estuvieron en la reunión, un trabajo arduo de deconstrucción de prácticas que muchas veces están naturalizadas en la docencia. Por ejemplo, en el nivel inicial se empiezan a poner en cuestión los juegos y juguetes sexistas. "Hoy tenemos superhéroes planchando su capa", graficó la directora de un jardín de infantes de la ciudad.

En ese sentido, se reconoció que "la docencia tiene rituales altamente sexistas", con miradas naturalizadas que hay que empezar a cuestionar. Esa tarea es parte de la capacitación que se está realizando y que, aseguran, llevará años de trabajo.

Un largo recorrido

"La valoración que hacemos de estos casi 10 años es que hemos fisurado, que abrimos una grieta para la deconstrucción del sexismo en la educación y eso es un camino sin retorno", dijo Pagura y agregó: "Logramos romper que se vincule a la sexualidad con la mera genitalidad y reproducción y el paradigma biologicista y darle entrada a la palabra en torno a la Educación Sexual Integral en clave de placer. El placer como constitutivo de las prácticas humanas".

Pero la familia es un actor clave en este proceso y a veces entra en contradicción con lo que se trabaja en el programa de ESI. Pero para Pagura es bueno que eso ocurra. "Queremos que las familias sean actores protagónicos en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Por lo tanto desde el equipo ESI se invita a que la docencia genere espacios donde la familia sea un actor de ese espacio donde se aborda la ESI y de paso sepa de qué se trata", aseguró.

Por su parte, Alberto Simioni, director provincial por la Salud en la Niñez, Adolescencia Salud Sexual y Reproductiva, dijo que desde el del Ministerio de Salud "se acompañó desde el inicio con los contenidos de la información, por lo menos en lo que tiene que ver con lo biológico".

"Antes llamaban a los médicos -recordó- para que den una charla sobre sexualidad pero solo desde la genitalidad y no desde la amplitud de la sexualidad. Desde la implementación de la ley de Educación Sexual Integral el contenido es otro y eso da la posibilidad de que se empoderen los docentes, que son los que más tiempo están en el aula durante todo el año".

Garantizar los derechos por ley

La Ley Nacional 26.150, de 2006, regula la creación del programa de Educación Sexual Integral para todas las jurisdicciones provinciales con miras a trasversalizar la ESI en todo el sistema educativo provincial. Todas las provincias tienen la obligación de poner en acción la ESI.

En el caso de la provincia de Santa Fe, el sustento del equipo de la ESI corre por cuenta de la provincia y no depende de Nación ni de personal ni de recursos nacionales. "Su plantel completo es abonado con fondos propios, mientras que las capacitaciones se sostienen con fondos de coparticipación", explicó Pagura.

"Nosotros no dependemos de Nación, como sí les pasa a otras provincias que no tienen equipo propio y dependían de lo que Nación les ofrecía. Como Nación redujo el presupuesto y sus líneas de acción, hay provincias que hoy no están haciendo nada o haciendo lo que pueden en ESI porque las capacitaciones las daba el equipo nacional. Aquí siempre las dimos con equipo propio", remarcó la funcionaria.

En Santa Fe se viene la discusión legislativa para que la provincia tenga su ley de educación. Ante la pregunta de si la ESI debía tener una ley propia o si debía estar contemplada dentro de la ley provincial de educación, Pagura respondió: "Desde el Ministerio vamos a impulsar que la ESI sea una gran parte de la ley de educación provincial, pero deseamos tener una ley de Educación Sexual Integral porque eso le daría un cinturón protector a todas las acciones que se vinieron haciendo en ESI ante potenciales cambios de línea política".

"Sabemos que los derechos sexuales y reproductivos son los primeros que se caen de las agendas políticas cuando no está la intención de ponerlos en agenda. Por lo tanto, creemos que una ley protegería un programa como este ante posibles cambios en las líneas políticas", concluyó.