A un año y medio del homicidio de Nicolás Almada, cinco profesionales del equipo interdisciplinario de Niñez fueron imputados administrativamente tras el sumario iniciado por el Ministerio de Desarrollo Social.

En octubre de 2015, Nicolás había sido rescatado por una mujer policía que detectó golpes en su cuerpo y lo llevó al hospital Orlando Alassia para su atención. Allí constataron que sufría violencia familiar y en ese momento la subsecretaría dictó una medida excepcional de protección para el menor y su hermana. Ambos niños debían permanecer alojados en la casa de familiares y no con su madre. La medida no se cumplió y el chico de seis años murió a causa de los golpes en su casa materna el 16 de noviembre de 2016, mientras se encontraba bajo la custodia de la Subsecretaría de Niñez.

El aberrante hecho puso en la mira el accionar de profesionales y trabajadores de la Subsecretaría de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia. A principios del año pasado, el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, inició un sumario a 13 agentes públicos de planta permanente que habían intervenido en el caso del pequeño, a fin de verificar si se cumplieron los protocolos de actuación correspondientes. Finalizada la etapa investigativa, hoy son cinco los imputados en la órbita administrativa que podrían ser suspendidos o hasta exonerados del organismo.

El subsecretario de Legal y Técnica de la cartera, Ramón Soques, explicó a UNO Santa Fe que de todos los empleados de Niñez que brindaron declaración testimonial, "se consideró que hay indicios de que cinco profesionales que conforman el equipo interdisciplinario no actuaron conforme a lo que exigen los protocolos de Niñez para el caso, que no actuaron como correspondía" y fueron por esto "imputados".

Se trata de dos licenciados en trabajo social, un psicólogo, un abogado y un licenciado en terapia ocupacional de planta de la subsecretaría que deberán ahora contestar a la acusación. "Tenemos que darles 10 días hábiles para que presenten la prueba y la defensa de que su actuación fue como corresponde. Después, desde la Dirección de Asuntos Jurídicos, la jefa de Sumarios dará las conclusiones correspondientes y se determinará o no una sanción administrativa", indicó Soques. Explicó que se podría aplicar "un apercibimiento, una suspensión, una cesantía o la máxima sanción, si consideramos que no han cumplido con lo que corresponde hacer con el caso, es la exoneración, es decir que no trabaje más en la función pública, en el ministerio", sentenció.

El sumario administrativo avanza en paralelo a las investigaciones judiciales por el homicidio de Nicolás, como así también por las responsabilidades de los agentes públicos de Niñez implicados. Sobre esto, Soque indicó que desde el ministerio "se presentaron a las fiscalías correspondientes para ponerse a disposición y colaborar en los procesos".

Avances en la causa

Tras la muerte de Nicolás, su madre y su padrastro fueron los primeros sospechosos, pero luego la mujer fue liberada y sobreseída. Mañana, a partir de las 8.30, se desarrollará en el subsuelo de tribunales la audiencia preliminar del caso. En ella, los fiscales expondrán las pruebas que recolectaron a lo largo de la investigación para llevar a juicio al único imputado, identificado como D. Franco, de 28 años.