El ex gobernador de Jujuy Eduardo Fellner se entregó ayer a la Justicia de esa provincia y quedó detenido en el penal de Alto Comedero, acusado en el marco de una causa que investiga el supuesto desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas durante su gestión. El juez jujeño Isidoro Cruz había dictado la orden de detención sobre el ex mandatario el miércoles por la noche y el arresto se produjo ayer por la tarde, luego de que el abogado de Fellner, Horacio Aguilar, negociara la entrega de su cliente.

El ex mandatario, que no se encontraba en Jujuy, arribó a la provincia cerca de las 17 y poco después ingresó al Penal 7 del Servicio Penitenciario de Jujuy, en el barrio Alto Comedero, donde quedó detenido a la espera de prestar declaración indagatoria.

El abogado del ex gobernador anticipó que hoy a primera hora presentará un pedido de excarcelación al considerar que su cliente "está a derecho" y no tiene vinculación con la causa en la que está acusado como presunto organizador de una asociación ilícita junto a la dirigente social Milagro Sala, fraude al Estado y falsedad ideológica.

"Es una persona que ha demostrado que está a disposición de la Justicia", subrayó el letrado.

Aguilar sostuvo que "no hay elementos" que vinculen al ex gobernador "con estas maniobras" que se investigan en la causa, por asociación ilícita y defraudación: entre los beneficiarios de los fondos, estuvo la agrupación Túpac Amaru, que lidera Milagro Sala.

Además, deslizó que Fellner atraviesa una situación delicada de salud, pero aseguró que ese argumento no será incluido en el reclamo de excarcelación: el ex gobernador sufre una patología cardíaca crónica que le produce descompensaciones.

"La causa empezó hace dos años y Eduardo Fellner siempre estuvo a derecho. Se sometió a todas las medidas judiciales, le allanaron la casa, le prohibieron salir del país y siempre se colaboró con la investigación", aseguró el letrado, que había presentado un pedido de eximición de prisión el año pasado, pero sin respuesta.

El ex gobernador está imputado en la megacausa que investiga el desvío de más de 1.200 millones de pesos destinados a la construcción de viviendas, y por la que también está detenida la líder de la agrupación Túpac Amaru, Milagro Sala.

Por el caso también fueron detenidos en las últimas horas el ex ministro de Tierras y Vivienda, Luis Cosentini; el ex titular del Instituto de Vivienda y Urbanismo (Ivuj), Lucio Abregú; Héctor Gustavo Carrizo, José Luis Mercado, quienes integraron la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), y Claudia Alicia Trenque, ex escribana de la Túpac Amaru.

Repudio del FpV

Tras la detención de Fellner, el bloque de diputados nacionales del FpV-PJ manifestó su repudio y consideró que se trata de "un capítulo más de la persecución política contra dirigentes opositores que lleva adelante el partido judicial en concordancia con el gobierno nacional".

"El juez Isidoro Cruz usa como argumento en su fallo que Fellner viajó varias veces a Panamá, "que como se sabe es un paraíso fiscal", dice. De aceptar esta premisa, es de esperar que en las próximas horas se ordene la detención del presidente Mauricio Macri —principal figura vernácula de los tristemente célebres Panamá Papers— y de los numerosos integrantes de su gabinete que no sólo viajaron, sino que poseen decenas de sociedades offshore en Panamá, Bahamas, Islas Caimán y otros paraísos fiscales", señaló la bancada.

En un comunicado, el FpV que lidera Agustín Rossi sostuvo que "este nuevo atropello se produce a horas de que el mismo partido judicial interviniera el Partido Justicialista nacional con argumentos igualmente insostenibles".

"No es casualidad que este recrudecimiento en la persecución política se produzca en medio de un proceso inflacionario descontrolado y las casi diarias revelaciones sobre funcionarios de Cambiemos que tienen millones de dólares fugados en paraísos fiscales", resaltó el bloque peronista.