Ayer, después del mediodía, en calle Olive al 2500 del barrio Empalme Graneros de la ciudad de Rosario, fue aprehendido un violento delincuente que disparó con su arma de guerra llevando terror a los aterrados vecinos de la zona. El procedimiento fue ejecutado por oficiales y suboficiales en dos patrulleros de Orden Público y de Cuerpos, que fueron los responsables de detener a MB de 20 años y de secuestrarle una pistola calibre 11,25 o 45 como se la conoce popularmente.

Denuncia

Los vecinos aterrorizados del barrio Empalme Graneros fueron los responsables de denunciar a la central de emergencias 911, la reiterada presencia de un violento tiratiros que transforma la vida de los habitantes en una tortura diaria, llevando peligro sobre la vida de la gente, cuando el delincuente sale de su casa y dispara con su arma negra. En ese marco fueron enviados los cuatro policías en dos patrulleros que accedieron por los extremos de la calle Olive al 2500, atenazando al violento, y tapándole la salida.

Persecución y aprehensión

Luego, lo persiguieron y aprehendieron, y lo identificaron como MB de 20 años, al que le secuestraron una pistola calibre 11,25 o 45 como se la conoce popularmente, con una bala en la recámara y cinco en el cargador, y otras 7 en el bolsillo del pantalón que vestía, en óptimas condiciones de funcionamiento y con evidente olor a pólvora.

Portación de arma de guerra

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Flagrancia que ordenó que el hombre aprehendido siga privado de su libertad, que se lo identifique, y que se le forme causa como presunto autor del delito de "portación de arma y munición de guerra".