Concejo Municipal
Jueves 26 de Abril de 2018

Chispazos en el Concejo por las tarifas eléctricas y los anuncios de Corral

En la sesión de este jueves se trataron dos proyectos en relación a los aumentos de la tarifa eléctrica que generaron intercambios entre concejales de Cambiemos, el Frente Progresista y el PJ. Se aprobó un pedido de informes respecto de la rescisión del contrato por la cuota de alumbrado público con la EPE y un pedido de gestiones para eliminar el IVA de las boletas.

Puntualmente, en la sesión del jueves 26, el Concejo Municipal aprobó sobre tablas un pedido de informes impulsado por Emilio Jatón y Laura Mondino (FPCyS); y una comunicación para que el Ejecutivo Municipal realice gestiones ante Nación para eliminar el IVA a las prestaciones de servicios de energía eléctrica, presentado por Ignacio Martínez Kerz, Lucas Maguid y Sebastián Pignata (PJ).


En ese sentido, el primero en referirse al tema fue Martínez Kerz que, en base a la decisión de Corral de rescindir un convenio con la EPE por un cargo que actualmente pagan los usuarios por el alumbrado público, manifestó que si bien su espacio político comparte la medida anunciada por el intendente, "es insuficiente y poco generosa".



"No está mal, pero repito, es insuficiente. Creemos que el Estado Municipal puede hacer un esfuerzo más grande, que también le vamos a pedir a la provincia y a Nación", señaló y afirmó que en muchos casos, la reducción no va a significar más que el 5% de disminución en el costo para los usuarios.



El edil justicialista se refirió además a un proyecto ingresado que plantea que el municipio podría "colaborar" aún más con la disminución del precio final de la electricidad para los hogares santafesinos. "Igualmente, vamos a seguir insistiendo en que el municipio no es el único que debe hacer esfuerzos. Por eso, también solicitamos a través de un proyecto de comunicación que el gobierno nacional elimine el Impuesto al Valor Agregado a las prestaciones de energía eléctrica", reclamó sosteniendo que ello significa una reducción más importante para los usuarios, y sería "justo que el Estado nacional, uno de los responsables del estado actual de las tarifas", resigne recursos para bajar el costo.



"Lo propio deberá revisar y hacer la provincia, a través de la disminución de la cuota de servicio que, desde diciembre de 2015 a la fecha se incrementó en 184%. Entendemos que estamos ante una propuesta, o una herramienta superadora a la que nos propone hoy el intendente", agregó.


Pedido de informes y chispazos

A continuación, Jatón argumentó el pedido de informes respecto de la rescisión del convenio con la EPE, con el cual coincidió también, pero dijo estar preocupado por el bolsillo de los vecinos. "No queremos que se le deje de cobrar de un lado y se le empiece a cobrar por otro. Además, necesitamos información, porque en el anuncio no se dieron demasiados datos", esgrimió.



"Necesitamos saber cómo se va a afrontar la diferencia entre lo que se descuenta al vecino, y lo que va a tener que pagar el municipio, queremos saber desde cuándo se va a rescindir el convenio de 1996. Necesitamos que el municipio nos dé la información que falta", reclamó y enumeró las preguntas al Ejecutivo listadas en el pedido de informes.


"Están buenos los anuncios, pero necesitamos también que se den explicaciones", finalizó Jatón.



La respuesta del oficialismo llegó inmediatamente con Carlos Pereira (Cambiemos), que defendió la decisión del Ejecutivo y respondió al Frente Progresista. "Tengo un listado interesante de temas para poner en discusión de este convenio que están en la oscuridad, a pesar de ser con la empresa que nos brinda la luz", ironizó y sostuvo que muchas cosas de las que pregunta el FPCyS en el pedido de informes "se han consultado desde el municipio en reiteradas ocasiones a la EPE y no han obtenido respuesta, como por ejemplo por el monto que pagan actualmente los usuarios por la cuota de alumbrado público en la boleta de la EPE".


"Ayer, después de muchos años, el ministro de Gobierno nos acaba de dar la primera pista, porque a lo largo de todos estos años, la EPE se negó sistemática y reiteradamente a brindar la información de lo que se recaudaba en virtud de este concepto. A pesar de que es un tributo municipal, jamás brindó información. Ayer, el ministro de Gobierno nos dijo que eran 70 millones de pesos y este es el primer dato que tenemos", retrucó.



Agregó entonces que la Municipalidad sigue desconociendo cómo se llega a esa cifra y planteó además que la distribuidora de energía provincial no tiene un plan de ahorro energético y que, sin embargo, desde el gobierno local, sin ayuda de la provincia, con aportes propios y del gobierno nacional, se ha encarado un programa de reemplazo de las antiguas luminarias por luces led.


"Demuestra el absoluto descompromiso de la empresa acerca del cuidado de los recursos que los vecinos de la ciudad estaban pagando con su boleta. No hay plan de eficiencia energética. En toda la provincia, no ha puesto ninguna acción para el reemplazo de luces de sodio, por iluminación led", afirmó.


Dijo además que a partir de la finalización del convenio, los números de lo que cobra la EPE a Santa Fe por la energía estarán más claros y que la ciudad "va a pelear ese precio".


A su turno, la respuesta para Pereira, vino de Leandro González (FPCyS) que chicaneó a su par y le recordó que la información que el municipio solicitó a la EPE podría ser consultada también a un exintegrante del directorio de la empresa que pertenece a su mismo grupo político, el exrector de la UNL, Hugo Storero.


"Seguramente, el exfuncionario Storero, que fue director de la EPE, entre 2011 y 2015, alguna información calificada debe haber tenido como para acceder a los números. Cuando se forma parte de un frente político y de golpe se toma la decisión de ponerse enfrente, muchas veces nos olvidamos de qué es lo que tenemos sobre nuestras espaldas", contestó.


González dijo a su vez, que sería interesante que la construcción de los consensos no sea a través de conferencias de prensa, ya que hasta el momento no ingresó un mensaje del Ejecutivo o información al Concejo respecto de la baja del convenio con la EPE. "Nos estamos manejando con información producida a través de medios de comunicación", indicó.


Carlos Suárez (Cambiemos) es otro de los que se sumó al intercambio y señaló que en el marco de que "algo había que hacer" para alivianar el impacto de la quita de subsidios, el municipio encontró en el convenio que "las cosas no estaban claras". "No se sabía cuánto se cobraba, ni qué se cobraba y qué se hacía con eso. Este es el punto y no tiene nada que ver con los 90, ni con la posibilidad jurídica de que el convenio esté mal rescindido", resaltó.


"La verdad es que lo escuchaba al concejal preopinante y al igual que algunos funcionarios del gobierno provincial, su única política de gestión es criticar al gobierno nacional. Con eso no alcanza. Hay que hacerse cargo, la EPE es una empresa provincial", añadió.



Cerrando el cruce

Casi concluyendo el intercambio por las tarifas, al cruce entre frentistas y exfrentistas, se agregó luego Martínez Kerz que recordó a los concejales que anteriormente compartían el mismo espacio. "Dos preocupaciones, una que me parece que es de la comunidad entera. A confesión de partes, relevo de pruebas. Compartieron una alianza política durante diez años y ahora hablan de controles que no se hicieron mutuamente. Eso es preocupante", castigó.


Finalmente, Sergio Basile (FPCyS) dijo que Nación debe hacerse cargo del cuantioso aumento del precio de la energía mayorista y que la provincia por su parte se hace cargo de los subas que por fuera de este cargo hace la EPE y llamó también a la madurez política para frenar los reproches. "Los vecinos nos lo reclaman", argumentó.