Mientras que en Buenos Aires hay una serie de instituciones que están iniciando acciones jurídicas en contra de la aprobación de la ley de despenalización del aborto, en Santa Fe las clínicas y sanatorios privados se amoldarán a la reglamentación de la misma.

"Nosotros estamos esperando, falta que se pronuncie el Senado y la reglamentación de la ley", sostuvo Carlos Abraham, titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Santa Fe.

En ese sentido el titular de Clínicas y Sanatorios adelantó que el sector privado deberá esperar. "Nosotros dependemos de las obras sociales, medicina prepaga y la superintendencia de salud una vez regulada la ley", adelantó.

Al respecto Abraham aseguró que desde la asociación acatarán lo reglamentado por la ley. "Lo que tenemos que hacer es cumplir con la ley, incorporar la práctica al programa médico obligatorio supongo. Una vez que esté promulgado y por ley, la ley está para ser cumplida", reiteró el profesional de la salud.

En relación al caso que tuvo como protagonistas a los especialistas en ginecología y obstetricia de la ciudad, quienes horas antes de que se debatiera el proyecto de ley en Diputados a través de un comunicado hicieron pública su postura en contra de la interrupción del embarazo, al ser consultado sobre este tema, Abraham sostuvo: "Los comunicados no pueden ser institucionales, las posiciones deben ser personales".

La entidad que encabeza Abraham nuclea a un total de 14 sanatorios y clínicas de Santa Fe. "No hay nada que debatir, si la ley sale y se reglamenta está para ser cumplida. Las leyes se hacen para que se cumplan no para que se discutan", agregó el profesional.